Pura faramalla de los barzonistas rajones contra el gasolinazo

.

Inició el año con la tradicional cascada de aumentos, aunque esta vez el llamado "gasolinazo" robó cámara a todo lo demás.

Las manifestaciones no se hicieron esperar, siendo Chihuahua uno de los estados "destacados" en cuanto a manifestaciones, aunque no se hayan dado actos de rapiña como sucedió en Nuevo León y Oaxaca.

En cuanto a las protestas, lo que amagaba ser una lucha de larga data para el intento de derogación de los casi dos pesos (para empezar) a las gasolinas, se quedó sólo en eso. Tres días de protestas y ya.

Algunos maliciosos piensan que en esta ocasión los barzonistas sirvieron sólo de comparsas para el Gobierno del Estado, ya que tienen ¿tenían? la fama de ser uno de los grupos más aguerridos contra las injustiticas del Gobierno.

El caso es que los barzones dejaron morir a los grupos de campesinos en cuanto a las protestas y rápidamente salieron corriendo cuando vieron a los uniformados cuando tenían tomadas las instalaciones de Pemex, a cambio (dicen) de algunos beneficios negociados con el Gobierno.

Aunque intentan redimirse con periodicazo, la "resistencia" ya perdió fuerza y es cuestión de días para que todos los manifestantes agachen la cabeza una vez más, ante el Estado.

La única esperanza contra el aumento a la gasolina, es que los legisladores del estado logren negociar que regrese una especie de subsidio a la gasolina, que vendría en detrimento de las participaciones estatales.

En cuanto al gobierno de Enrique Peña Nieto y sus secuaces, de plano se fueron por el camino fácil, cargar al pueblo toda su mediocridad, en vez de crear soluciones como otros países han hecho y alcanzado la prosperidad sostenida.