No descuide las alergias

0
64

Las complicaciones más comunes son: asma, conjuntivitis, rinitis y o dermatitis; pueden ocasionar desde molestos síntomas, hasta serias complicaciones que pueden tener consecuencias fatales

Por Denise PÉREZ

CHIHUAHUA CHIH.- Ante la contaminación ambiental, cambios climáticos, reacciones a medicamentos y alimentación, en la entidad se ha incrementado el número de casos registrados por padecimientos alergénicos.

Si bien la mayoría de las alergias no tienen cura, los tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas y a prevenir la muerte.

El subdirector de Epidemiología, Gumaro Barrios Gallegos, señaló que las complicaciones más comunes derivadas de estos padecimientos son afecciones respiratorias como el asma, conjuntivitis, rinitis o dermatitis, las cuales pueden originar desde molestos síntomas, hasta serias complicaciones.

Dependiendo de en dónde actúa el alérgeno, puede manifestarse como rinitis o rinoconjuntivitis alérgica en sus formas estacional o perenne, asma bronquial, dermatitis de contacto, dermatitis atópica y urticaria.

En algunos casos puede provocar trastornos digestivos, o bien dar lugar a reacciones generalizadas muy graves que se denominan reacciones anafilácticas.

La gravedad de las alergias varía según la persona y puede ir desde una irritación menor hasta una reacción alérgica potencialmente mortal.

Otra de las patologías alérgicas que puede poner en riesgo la vida, es el asma, enfermedad crónica que afecta las vías respiratorias, al provocar que éstas se inflamen y estrechen, presentándose sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

Ante estos riesgos, se recomienda evitar el contacto con sustancias que puedan ser alergénicas al tacto, o bien al inhalarlas, ser inyectadas o ingeridas.

Cuando una sustancia no dañina tal como el polvo, el moho o el polen entran en contacto con una persona que es alérgica a ésta, el sistema inmunitario puede reaccionar de forma exagerada, al identificarla como perjudicial, produciendo anticuerpos que ataquen al alérgeno.

Los factores desencadenantes de alergias pueden ser varios: suciedad, polvo, insectos, ácaros, moho, hongos microscópicos que liberan esporas, alimentos, medicamentos y polen.

En el caso de los animales o mascotas como perros y gatos, entre otros, el pelo no es la causa de la alergia, sino las proteínas que se encuentran en las células de la piel, la saliva o la orina, cuyas partículas pueden permanecer flotando en el aire.

La dependencia estatal muestra su compromiso de mantener informada y saludable a la población y exhorta a informarse y tomar las medidas de prevención necesarias para evitar las alergias; asimismo, a quienes tienen hipersensibilidad ante alguna sustancia, a que extremen precauciones y  acudan a consulta médica.