Blanquita opaca y desesperada -Sola se tropieza contra Ichitaip -OMA empata al Municipio -La Praxis: Maru-Baches

0
1394

SE SUPONE que este miércoles debería estar publicada por parte de los tres poderes del Estado, la convocatoria para renovar dos comisionados en el Instituto Chihuahuense Para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip).

La duda se presenta, por la iniciativa de la diputada panista, Presidenta de la Comisión de Transparencia, Blanca Gámez Gutiérrez, quien ayer subió al pleno la reducción de comisionados (de cinco a tres), lo que requiere de una reforma constitucional.

La iniciativa de la diputada fue regresada a la comisión, pues, para una reforma requiere que pase y se genere de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, pero además, de ser del conocimiento de todas las comisiones y ser discutida por la Junta de Coordinación Parlamentaria, pues hay que recordar que se necesitan los votos a favor de dos tercios del total de los diputados, es decir 22 votos.

- Publicidad -

No sabemos si Blanquita se aceleró y confió en la mayoría parlamentaria del PAN más Movimiento Ciudadana, pero cometió por las prisas un error de primaria, el que puede traer consecuencia, si desde Palacio le ordenaron convertir al Ichitaip en un “institutito”, que cubra la salida de quienes se van en los poderes del Estado.

Veremos a ver qué sucede este día en el Legislativo, si se continúa con la iniciativa, si se desecha por los próximos siete años o si por ahí se inventa un “parche” o transitorio para que la diputada cumpla con su misión que no es de hoy, sino desde la creación del organismo jurisprudente.

LO HABÍAMOS comentado, la concesionaria del aeropuerto de la ciudad de Chihuahua, el Grupo OMA, no se iba a quedar con las manos cruzadas y desde luego recurrió el amparo de la justicias federal.

Llama la atención desde luego que ahora si la justicia se manifestó expedita y en menos de 48 horas un juez federal concedió el amparo provisional, que le permite volver a realizar los cobros en el estacionamiento.

Desde luego que se trata de un amparo provisional, por lo que ahora el Municipio deberá aportar los elementos que lo llevaron a cancelar los cobros y OMA, las licencias y/o permisos para operar el estacionamiento en el tema de cobro de las tarifas.

Esta es otra batalla legal entre el Municipio y la concesionaria OMA, todo originado por el adeudo histórico de 80 millones de pesos de esa empresa por concepto de Predial.

Si el Municipio logra cancelar los cobros en el estacionamiento, será un buen avance en su camino de cobrar el Predial, si no consigue está que tiene el bolso, hay que olvidarse de recuperar el adeudo.

La Praxis

LEJOS de pagar encuestas tan “patito” como caras, suburban blindadas, y consultas carísimas, la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, debería preocuparse y ocuparse por el número creciente de manera exponencial de baches.

No sabemos ni nadie sabe, cuantos baches existen en la capital, lo cierto es que se cuentan por cientos de miles, sin respuesta oficial, en un tema que le corresponde totalmente al Municipio.

Cierto es que las lluvias en las últimas semanas se han manifestado de manera importante, y que la tecnología de tercer mundo con la que cuenta el Municipio y sus concesionarios, no alcanza ni funciona.

Lo que también es cierto, que en el presupuesto de egresos de este año que se agota, no contempló recursos suficientes en este renglón. Los baches no son prioridad y bien.

El pero es que, lo baches inciden directamente en el ánimo de los ciudadanos y las facturas, de quienes se ven perjudicados en sus vehículos, van a cobrar las facturas en lo político electoral.

De hecho hace rato que el tema ya está en las redes y pueden etiquetar y caracterizar la administración de la Presidenta, como el doble gobierno de los baches.

La alcaldesa lejos de ser recordada como un gobierno humanista, con grandes obras, desde ahora la han bautizado como Maru-Baches. De hecho la voz populi pregunta ahora, por qué no se hace una consulta para conocer si los ciudadanos quieren que se tapen los baches, o que se cambie el alumbrado público. Es una muy buena idea.