Morena a empezar de nuevo -Batidero va a pegar en elección -Más asaltos: ¿Y el Escudo?

0
1463

LO ÚNICO que por ahora Morena tiene claro es que la elección de 300 consejeros en el país esta invalidad y que tendrán que reponerla, lo que no podrá suceder y por lo tanto la elección de la dirigencia nacional programada para el 16 de noviembre deberá se reprogramada.

Tras el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Morena deberá reconstruir el Padrón Electoral, tendrá que hacer una fotocredencialización, validarlos ante la autoridad electoral y luego reponer las asambleas estatales y ahora sí realizar la asamblea nacional.

En pocas palabras no habrá posibilidades de que todos esos procedimientos se repongan lo que supone que tendrán que trascurrir varios meses del año entrante.

- Publicidad -

El problema de fondo es que, el 2020 el pre electoral y Morena tendrá que literalmente reconstruirse o el costo puede muy alto para la elección de 2021.

Dicho de otra manera se pensaría el que 2020 sería para construir y consolidad la estructura, pero seguramente se va a intentar en la mitad de año, pero también con los padecimientos y riesgos de división, protagonismo y antagonismo de grupos que ya se palpaban antes de la resolución de la Sala Superior Electoral.

El reto para Morena es grande, pues el proceso electoral está a la vuelta de la esquina.

EL REGIDOR del PAN, presidente de la Comisión de Seguridad, Javier Sánchez Herrera, hizo ayer el berrinche del año, pues de manera inesperada fue descartado por la alcaldesa, María Eugenia Campos Galván, para ser designado como encargado del despacho en los próximos siete días.

Resulta que el regidor, ya se había encargado del despacho de Presidencia Municipal y la chamba la había sacado técnicamente bien, pues ya sabemos que el que manda es el secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui Robles, y estos nombramientos son muy parecido al niño presidente por un día, pero en fin.

Lo raro es que a Javier Sánchez, ya lo habían palomeado, tan es así que se la creyó y se llevó con él a las regidores, Juan José Abdo y Laura Patricia Contreras se fueron con la finta, en la sesión extraordinaria de ayer, mejor se abstuvieron de votar.

Dicen que el regidor cayó en tal depresión que hasta su celular apagó. Más aún cuando se dio cuenta que por instrucciones de su alcaldesa, quien ocuparía el despacho en su ausencia, sería la regidora Catalina Bustillos, originaria del PES, y ahora pro-Maru.

De hecha esta designación encrespó la cabellera a la regidora, Ariana Díaz Negrete, quien siempre ha presumido ser la consentida de la alcaldesa, pero no lo ha acreditado ni una ni otra.

Cosas que valora y salen del despacho del titular del Ayuntamiento, en su apriete y pago de favores. Tampoco es para desgarrase las vestiduras.

LAS estadísticas, sobre todo las oficiales, son para interpretarse y desde luego a favor de la causa que se acomoda, como sucede en Chihuahua. Cada vez se dice y se muestran ilustraciones en donde todas las variables de inseguridad causalmente van a la baja, menos los crímenes de alto impacto.

Dicen que el robo a casa habitación a disminuido, el robo de carros, a comercios y hasta los asaltos bancarios, pero no es así, es necedad oficiosa.

Dos botones de sustento ocurrieron ayer: Por la tarde, antes de que oscureciera, en la avenida 20 de Noviembre y casi 27, dos sujetos armados entraron a un negocio de diseño y publicidad y se llevaron 135 mil pesos.

Un par de horas después, un sujeto a bordo de una motocicleta, se llevó 20 mil en efectivo, más cómputo y celulares de un restaurante de comida China en las avenidas Canal y Colón.

Por ciento un asalto y otro está a sólo unas cuadras, lo que puede resultar coincidentes, pero en donde no hay coherencia es que la zona no sea protegida y que nuestro millonario Escudo Chihuahua, no reporte lo acontecido, bueno si es que existe.