Masacre fue planeada -Lebarones se arman -Abrazos son chingaderas: AL -En marcha Operativo MaruLeds

0
1144

LO QUE hoy queda claro en la masacre en contra de mujeres y niños de la comunidad mormona, es que el ataque fue planeado y los vehículos emboscados, desde luego dicho por Alex Lebaron, tras escuchar testimonios de los sobrevivientes.

Los disparos se hicieron a escasos centímetros de los vehículos, pese a que las mujeres avisaron que eran sólo niños y sus mamás. El testimonio por cierto. echa por tierra la versión del aparato federal de seguridad de AMLO, en el sentido de que fueron confundidos.

Para los Lebaron este hecho y otros que se han registrado en el país, son actos de terrorismo que han rebasado a las autoridades de los tres niveles, en donde el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ni le importa, ni se inmuta y hace como si nada ocurriera en este país.

Es increíble, dice el activista que para los malos les brinde abrazos y que nosotros recibamos los balazos, son chingaderas.

Los Lebaron ya no creen en nadie que huela a políticos, ni gobiernos, pero no se van a quedar cruzados de brazos ni van a renunciar a sus tierras, van (armados), por quienes asesinaron a sus mujeres y niños, así se dijo.

Pronostican tiempos más difíciles para México y para ellos, ante los gobiernos que no quieren enfrentar a los mafiosos, reflexionan que sólo ellos saben por qué, cuando se permite asesinar a mujeres y niños, no tienen conciencia. Ni la autoridad ni los criminales.

EL PRÓXIMO 24 de este mes se realizará el plebiscito para conocer si los chihuahuenses de la capital desean o no, que se renueve el alumbrado público del municipio, lo que implica una respuesta en el sentido positivo, pues es como preguntar si desean que se tapen los baches de las calles y avenidas o que la paz y armonía regresen.

Aunque respuesta es obvia, el fondo del asunto se ubica en el costo de más de seis mil millones de pesos, cantidad que no se justifica y menos cuando se endeudaría a las siguientes cinco administraciones, eso es lo que no se va a decir, no por lo menos en la socialización oficial.

Los grupos opositores, dicen que es la mega tranza del siglo de la alcaldesa, María Eugenia Campos; hay que concederles por lo menos el beneficio de la duda, pero cómo lo van a bajar a los votantes de la consulta y cómo competir con una estructura que ya ha gastado varios millones de pesos en la difusión previa y seguramente habrá otros millones para convencer al ciudadano.

En este panorama, parecería que el proyecto del nuevo alumbrado público, va viento en popa para su aprobación, pero al parecer no va a ser así, pues desde Palacio de Gobierno, ya dijeron que ni maíz.

Desde luego que no es suficiente la negativa de Palacio para que la consulta vaya en negativo, pero si se debe considerar que el operador central, el Instituto Estatal Electoral, pese a su autonomía, va a ejecutar a la perfección las instrucciones recibidas.

Se puede adelantar que la negativa para el nuevo alumbrado público, se va a presentar en el voto electrónico y no físico (papeleta), cuyo control lo tendrá absolutamente el IEE y usted va a conocer los resultados.

Para que la cuña apriete, el Municipio de Chihuahua, por instrucción de su alcaldesa reunió ayer en el salón Sunions del hotel Mirador, a miles de trabajadores de todas las dependencias municipales (menos a los polís que andan más que ocupados), para darles una capacitación exprés para que salgan a las calles los próximos días y semanas en donde realizarán una encuesta similar a la de la consulta.

Los trabajadores municipales le van a preguntar a los chihuahuenses, si quieren, necesitan un nuevo alumbrado público y la respuesta debe ser sí o no.

Si la respuesta es sí, según lo explicó, Marco Bonilla Mendoza, director de Desarrollo Humano y Educación, se le invitará a participar en la consulta del próximo 24.

Desde luego que, no se trata sólo de incidir en el voto, como se dice en una elección, sino contar con herramientas físicas, para impugnar en su caso la consulta, pues el Municipio mostrará sus boletas en donde los chihuahuenses dicen sí, a los resultados negativos del IEE.