Otra vez cacería de polís -¿A qué le tira el ciudano común? -A Corral le encandila la luz -Se le indigestan proyectos Leds

0
1496

MAL inicio de semana para las corporaciones policiacas, con la baja de dos por asesinato y uno más en calidad de levantado o desaparecido.

El primer hecho se suscitó en Chihuahua, capital, en donde un par de agentes fueron acribillados por un grupo de sicarios, en donde el efectivo caído (antes), logró repeler la agresión y abatir a un de los atacantes.

Ambos agentes viajaban en un vehículo particular de modelo atrasado para no llamar la atención en labores de investigación. El sobreviviente se encuentra hospitalizado y estable.

- Publicidad -

Por fortuna el operativo de varias corporaciones en esa colonia, la Cerro Grande, lograron detener a tres de los presuntos atacantes.

El otro hecho violento se registro en San Juanito, Municipio de Bocoyna, en donde fue asesinado por un grupo de sicarios el director de la Policía Municipal, Alejandro Marcie González.

En este municipio se registraron hechos de extrema violencia la semana en los últimos 15 días, lo que motivó, la salida de maestros, de médicos y la suspensión generalizada de clases, además de la renuncia de 30 policías municipales, ante la violencia, y amenazas cumplidas.

La muerte del jefe policiaco se suma a las de varios municipios que han sufrido este tipo de atentado en la región. Madera, Galeana, Zaragoza, Gómez Farías, Nuevo Casas Grandes, Morelos y ahora Bocoyna, con atentados similares, sin que haya resultados claros en este casos.

Ayer también se reportó la desaparición de un Policía Municipal de Cuauhtémoc, aunque existen versiones encontradas en sentido de que por voluntad abandonó la plaza, pero otros indican que se trató de un levantón.

La Presidencia Municipal de Cuauhtémoc, ni Fiscalía General del Estado, no se han pronunciado al respecto.

La vulnerabilidad de las corporaciones policiacas y la actuación impune de los guacalas y fuchis del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se torna preocupante, para el ciudadano común, el de calle, el de maquila, el estudiante y el del mercado. A qué le tiramos, se preguntan y expresan en estos tiempos violentos y de inseguridad.

QUE EL gobernador Javier Corral Jurado, no vaya a participar en los plebiscitos o consultas sobre el nuevo alumbrado público para Chihuahua y Ciudad Juárez, trae varias lecturas.

La primera pero no lo dice, sería para no contaminar (¿más?) la consulta y/o por que no está de acuerdo con los proyectos, que en pocas palabras significan deudas millonarias que van a afectar las próximas administraciones municipales en lo próximos 15 años.

El Gobernador ha dicho que se trata de un buen ejercicio, y no podría decir lo contrario pues se trata su Ley estrella, pero tan inacabada como opaca.

Dicho por quienes están cerca de minúsculo grupo del Gobernador, “va a actuar en consecuencia”, pues frase muy retórica como es el estilo propio y del equipo que no quiere contradecir, ni afirmar.

Pero digamos que en español nuestro, el titular del ejecutivo va a dejar jugar el juego, pero sabe que, no va a pasar los deseos de los alcaldes por lo menos no el de la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Galván, y tal vez sí el del Presidente Municipal independiente de Ciudad Juárez, Armando Cabada Alvídrez.

La pregunta lógica es por qué uno sí el otro no; la respuesta está en la actuación antilógica del Gobernador. Es más no hay que dejar de lado el derecho de veto, el Gobernador sabe que detrás de estos proyectos, hay intereses, no claros, por no decir oscuros.