Encuesta dice Amín alcalde -Por arriba de todos; ¿quién pago? -Pony se rebela a Corral -Borruel da sí a Maru

0
1423

LA RECIENTE encuesta de Massive Caller, sobre la percepción social de quién podría ser el candidato del PAN a la alcaldía de Chihuahua, movió pasiones, emociones e iralizó a más de uno de los aspirantes por este partido.

La encuesta tal cual y sin mostrar su metodología, coloca como el mejor posicionado al Síndico Amín Anchondo con un 21.3 por ciento de las preferencias, seguido por el diputado federal Miguel Riggs con un 19.1 por ciento, luego Marco Bonilla, director de Desarrollo Humano y Educación con un 11.9 y al final el diputado local, Fernando Álvarez Monge con 5.1 por ciento.

Desde luego que, varios factores llaman la atención. Las primeras la aparición y en el primer lugar del Síndico, quien se dijo ser el primer sorprendido, luego de que Rigss ya fue candidato a la alcaldía y de que se llevó de calle la diputación federal, lo que refleja una incongruencia de la encuesta.

Quienes manifestaron molestia y afirmaron que era una vacilada, obviamente los otros aspirantes, entre ellos el diputado local, Miguel Latorre, el director de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Roberto Lara, Jorge Soto, la diputada Carmen Rocío Reza y hasta la propia presidenta del CDE del PAN, Rocío Reza.

De nueva cuenta la encuestadora atrae la atención, pues como ya se ha dicho, los resultados corren en favor de quien la paga (por los resultados mismos), y simple y sencillamente por ser colocado en la lista de los aspirantes.

De otra manera, como dicen los dolientes, no se explican esta lista presentada y menos los porcentajes exhibidos.

Como dice Amín Anchondo, las encuestadoras deberían ser transparentes, sobre todo en el tema de quien las contrata, lo que arrojaría resultados más creíbles.

POR CIERTO en una variable del tópico es el propio Roberto Lara, El Pony, quien sin querer queriendo está realizando su propia (pre) campaña, rompiendo en los temas de imagen e identidad que establece los lineamientos desde Palacio de Gobierno.

Hay que ver cómo reacciona Palacio, luego de que El Pony en apariencia está en plena rebeldía, y lo constata el gigantesco banner publicitario que coloca en la esquina de las avenidas Politécnico Nacional y Ortiz Mena en donde en donde se lee “Trabajamos para ti”, enunciado que dista mucho del lema o slogan oficial del Gobierno del Estado, “Unidos con Valor”.

En nuevo lema publicitario de JMAS de Pony Lara, tiene que ver más con el que utilizó Juan Blanco Zaldívar en su campaña publicitaria hacia la Presidencia Municipal con aquello de “Trabajo Para Tí”.

El Pony Lara quiere ser candidato del PAN a la alcaldía de Chihuahua afirmación que ha aceptado de manera pública y está bien, de entrada es su derecho, pero irse por la libre desde una dependencia descentralizada del Gobierno del Estado, son cosas que el gobernador no TOLERA NI perdona, menos cuando no fue consultado, aunque se trate de minucias.

Dicen que la menoría colectiva es corta, y la historia larga. El pero para el caso es que las deslealtades le pegan y muy fuerte a los empoderados y hay que ver qué va a suceder, no con el material publicitario de Lara Rocha, sino con su proyecto político, en donde por ahora y tal vez, ante su desesperación, estaría fuera.

EN MÁS temas con perspectiva político electoral, la alcaldesa de la capital, María Eugenia Campos, sigue tejiendo fino, como diría los, priístas y el de semana comió con el ex candidato a gobernador Carlos Borruel Baquera.

Ambos quieres llegar a la candidatura a la gubernatura, pero ciertamente la alcaldesa acredita fortalezas, mientras que Borruel Baquera se le ve sin recursos, desgastado y fuera de el ánimo nacional y no se diga de la dirigencia estatal.

Con la alcaldesa Campos estaba plena y totalmente distanciado a grado tal que la hija de Borruel, la regidora Mónica del mismo apellido fue la única panista que votó en contra del proyecto de alumbrado público de la Presidente.

No obstante, como la política es de vueltas y el poder evoca poder, pues la alcaldesa “cedió”, ante la familia Borruel, en busca de los votos que en convención panista le pueda generar Carlos Marcelino el próximo año.

Desde luego que, digamos el primer acercamiento, es obra del secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui, bajo el auspicio del jefe del gabinete Mario Vázquez Robles, en donde el resultado por ahora corre a favor de la alcaldesa.

Ya se sabe que el ex alcalde, es un tipo que sabe mover las piezas, generalmente bien, pero a su favor, veremos por lo tanto si el sí es en definitiva para Maru.