La Mamba Negra lesionada -Arrendadoras de patrullas no responden -Ley de Transporte, desmantelan a CTM y a Morena

0
1098

A DECIR de los agentes de la Policía Municipal de la capital, La Mamba Negra está otra vez fuera de servicio al igual que el helicóptero Halcón 1, que ya no le encuentran como echarlo a volar pese a los millones que se pagan por mantenimiento. De manera increíble la tanqueta se mantiene abandonada espera turno para taller, fuera de Chihuahua. De El Halcón, lo mejor sería jubilarlo.

Esa es la razón por la que la tanqueta no acudió cuando se lanzaron granadas de fragmentación en contra de agentes de la Policía Estatal, que esperaban a la también llamada Mamba Negra, pero nunca llegó, cuando esa es su especialidad.

Los agentes municipales dicen además, que a las patrullas arrendadas ya no se les está dando mantenimiento y menos son reparadas, pese a que el contrato de arrendamiento lo mandata. Son los convenios que hizo Mr. Bafar, Eugenio Baeza Fares cuando fue unas semanas alcalde capitalino.

El dato duro es que desde el mes de noviembre los agentes municipales pidieron el mantenimiento y/o reparación de 40 patrullas, hasta este mes, no se las han reintegrado, sin que se les de una explicación satisfactoria.

El único dicho es que no hay autorización de Oficialía Mayor lo que es real, pero los polis dicen que quien las rentó debe de responder y no la Presidencia Municipal, lo que suena lógico, aunque también de manera evidente, se está siendo muy condescendiente con el arrendador de la concesionaria automotriz beneficiada.

El caso es que hay decenas de patrullas a la baja, como se dice en el argot policiaco, más La Mamba y el helicóptero y ahí se van a quedar. De los drones ni hablar, fueron millones tirados a la basura.

Del tema de las cámaras de Escudo Chihuahua, ni que decir, ayer ejecutaron a dos en la zona big brother de la ciudad, en el Periférico de la Juventud, a un ladito de Fashion Mall, pero no hay evidencia de que hayan tomado el atentado.

LO DE LOS concesionarios de transporte público de la entidad tiene más aristas que bemones, en el tema de la nueva Ley de Transporte Público que sin duda se va a aprobar. Es una instrucción por no decir orden y se tiene que cumplir, les advirtieron a los legisladores, claro a los den PAN, para que minis entiendan y se acoplen.

De lo contrario el Comisionado Estatal de Seguridad, va a proceder como sabemos que ya lo ha hecho en Santo Niño, en la Presa la Boquilla y en la caseta de Sacramento, es de dominio público, aunque los desalojados de la Panamericana sur, también lo muy bien registrado, era tiempos del estrenado nuevo amanecer.

La advertencia es para los diputados, y el latigazo es para que no se dejen sorprender por la ex poderosa CTM y por la naciente Catem, es más ni por los Uber y menos por los Didis.

Dimos también que en una doble banda en un juego de carmabola, se le pega al PRI y a Morena, en donde tal vez, la última intención de los involucrados, es mejorar el transporte público. Recuerde el otro año, en elecciones todo se puede y vamos a regresar a lo mismo. La máxima será prometer no empobrece y cumplir enriquece, claro al ganador.

Los legisladores deberán hacer que escuchan, fingirán que modifican y todo un circo para volver a chamaquear a los concesionarios del transporte público en su modalidad de transporte masivo, a los taxistas a los materialistas y hasta los jardineros.

En lo central, las concesiones ya no se podrán heredar, tendrán un solo 10 años de vigencias, serán sujetos a cancelación y las unidades tendrán una límite de uso.

Pero también en lo que se refiere a tarifas seguirán siendo reguladas por el Estado; el incremento correrá conforme a la infracción, sin dejar a un lado las condiciones de las unidades.

De fondo, dicen los que sabe. Si los sindicatos o cooperativas mantienen un servicio de calidad, continúan, sino, adiós.