Rafa Espino en primer plano -Prepara la tercera gira -Congreso sólo obedece al Ejecutivo -Aprueban Ley a toletazos

0
1086

NO CABE duda de que el paisano, Rafael Espino De la Peña, se mueve en las grandes y que el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo placea y a la vez lo anima para que le mueva más a la matraca en Chihuahua, en donde por cierto en las encuestas que aquí le dimos a conocer, ya aparece como opción de Morena rumbo a la gubernatura.

Ayer en la conmemoración del 82 aniversario de la expropiación petrolera, El consejero nacional de Petróleos Mexicanos, Espino De la Peña, acompañó al presidente de la República y fue uno de los oradores.

Dijo que Pemex ha apoyado con obras y acciones a municipios y a la población abierta.

Este evento por cierto provocó que el chihuahuense su gira de trabajo programada en Ciudad Juárez. Por lo pronto dejó en claro que la paraestatal ha fincado buenas relaciones con estados y municipios a quienes hizo donaciones de asfalto y combustibles con inversiones que superan los mil 400 millones de pesos, sumado a apoyos para obras y acciones de beneficio hacia la población, con recursos de alrededor de 883 millones de pesos.

Por cierto que Espino de la Peña, estará el próximo 28 de este mes en Nuevo Casas Grandes y un día después en Cuauhtémoc. En esta ocasión y por el tema de Coronavirus sólo realizará reuniones con liderazgos, es decir, con grupos pequeños y en diferentes lugares.

Dicho por el mismo, después de la contingencia estará casi de manera permanente en Chihuahua. Tiene la ventaja ser empresario y no funcionario público, aunque es consejero externo de la paraestatal.

NADA nuevo bajo el sol, cuando la orden como diría el ex gobernador Francisco Barrio Terrazas, es a rajatabla; salió sin chistar por parte de los diputados, la nueva Ley del Transporte Urbano.

Ya se conoce que la propuesta salió de Palacio de Gobierno, y en las letras chiquitas, esas que sí leen lo diputados, debe de debe, o como solía escribir la gente del ex gobernador Javier Duarte Jáquez; “es una instrucción de Gobernador”.

Desde luego que los transportistas, sobre todo los cetemistas patalearon y muy fuerte, de hecho hasta destrozar las puertas de acceso del edificio Congreso y penetrar hasta el recinto en un intento de impedir la votación y aprobación de la ley, pero no les alcanzó.

La presencia de antimotines y de decenas de patrullas que cubrieron todo el centro de la ciudad los desalentó.

La famosa ley pasó, porque tenía que pasar, los foros y promesas de que se les tomaría en cuenta, fueron promesas de esas que decía Pablo Cuarón Galindo, el ex secretario de Educación de Corral, salen del corazón.

La aprobación de esta Ley y otras, muestra de nuevo que los diputados del congreso local, tal vez con excepción de los del PRI, obedecer sin mostrar, argumento, discusión ni debate al ejecutivo del Estado y desoyen a sus representados.

Nada nuevo decíamos, así pasó en el duartato y así seguramente va a concluir el Corralato.

Para estas leyes, Hay mucho PAN, muy morenos, los chiquipartidos maiceados con minucias y el PRI, sin poder real.