Corral: Chamaqueo o vísceras -Sospechoso silencio del STJ -No Mercy en Alsuper y Soriana -Javier batea a cándidos empresarios

0
1184

EL ARRESTO y violación del fuero constitucional del Magistrado, Jorge Ramírez Alvídrez, va a tener consecuencias que podrían concluir con la destitución o inhabilitación del propio gobernador de estado, Javier Corral Jurado, por ser el responsable del Poder Ejecutivo, quien efectuó la detención.

Desde luego, al parecer vendrá un largo proceso legal que inicia con la comparecencia ante el juez federal desde el gobernador, el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche, y el consejero jurídico Jorge Espinoza, quien por cierto, acusó al juez de ser corrupto, sin demostrar su dicho.

Por otra parte, en cuanto el desafuero llevado a cabo por el Congreso del Estado, ahora, si en realidad quieren acatar la orden judicial, de entrada, tienen que llamar a más tardar la semana entrante, a Sesión del Pleno, y anule el proceso que le quitó el fuero al Magistrado.

Para decirlo en palabras claras, esas son las acciones mínimas mandatadas; de si cumplen o no y las formas en que se realicen, dependerá si el juez da vista a la Fiscalía General de la República y esta inicie otro proceso que podría acabar en la Suprema Corte y/o el Congreso de la Unión, en caso de juicio político, pero ahora en contra del gobernador, en donde el fondo fue la violación constitución que se cometió en contra del Magistrado.

El Congreso debe retractarse y acatar el fallo, pues no hay autonomía ni cosas de esas que ahora alegan algunos diputados, pues la orden judicial es para cumplirse si o sí o para inconformarse, nunca para desobedecer, el Pleno decidirá, si siguen como van la cárcel les puede esperar, dicho por supuesto por especialistas.

Por la vía del Magistrado podría correr de manera paralela un proceso similar en contra del Ejecutivo y Legislativo, pero también, puede ir por la vía civil por daños a la moral, por haber sido detenido, vestido de reo, fotografiada y habérsele tomado las huellas y otros datos, cuando todo mundo -quienes participaron en las acciones del domingo- tenían conocimiento que se trataba de un Magistrado con fuero constitucional.

Esos 10 millones de pesos que dicen que desvío, no van a ser suficientes para reparar el daño, claro si la justicia federal le quita lo provisional al amparo y le concede de manera definitiva. Que problemón para los poderes involucrados, por un acto de soberbia, suponemos que la excusa de ignorancia no cabe.

POR otra parte llama la atención el sospechoso silencio de jueces y magistrados del Superior Tribunal de Justicia, quienes no se han manifestado ni siquiera en WhatsApp, cuando es detenido, uno de los suyos, le violan el fuero constitucional y demás garantías.

No se trata de que sea Ramírez, Pérez o cualquier otro magistrado. El atropello es un hecho y es una la violación a la investidura, esa que juraron y protestaron defender o, sí no que se les demandara.

Pablo Héctor González Villalobos, presidente del Superior Tribunal de Justicia, debería encabezar una batalla en lo jurídico, en lo político y en justicia, en defensa del atropello de quien fue víctima de uno de los magistrados y en contra del Poder Judicial… Pero el silencio y sujeción permanece. La nómina también convierte en ciega la justicia. Qué esperamos los comunes mortales.

EN REDES sociales digitales, ha hecho denuncias muy concretas y especificas sobre los incremento no autorizados y desproporcionados de centros comerciales como la cadena local Alsuper y Soriana, quienes sin sustento al elevado los precios de productos alimenticios básicos, aprovechando el tema de la pandemia.

Los chihuahuenses se extrañan que la cadena local de Alsuper de los Mares y la vecina (de La Laguna), Soriana, aprovechen esta contingencia, cuando por medio siglo se ha apoyado a estas de casa ante el arribo de las transnacionales.

Aquí los ejemplos que ha subido a redes sociales:

“El tomate, pasó de 19.90 a 26.90, la papa blanca de 11.90 a 23.90, el kilo de pepino de 18.90 a 39.90, kilo de Chile Chilaca de 18.80 a 26.90, la Sandía de 8.80 a 12.90, cebolla blanca de 19.90 a 22.90, pierna de pollo de 19.90 a 37.90, jabón en polvo de 17.90 a 17.90, cloralex 950 ml 15.90 a 13.90 (bajó de precio), atún El Dorado de 9.90 a 11.90, aceite 1,2,3 1 lt de 19.90 a 24.90, la cartera 30 piezas de huevo de 59.90 a 67.90 y la cartera con 12 huevos de 19.90 a 32.90. el café Nescafé de 65.90 a 84.90, galletas María de 25.90 a 32.90, el kilo de manzana pasó de 29.90 a 32.90 y el kilo de Zanahoria pasó de 9.90 a 11.50”.

Ahí está el copy paste, en donde se aprecia que sólo bajo de precio el cloro, pero como dicen los conocedores consumidores, se trata de producto gancho, en donde en apariencia pierdan o dejan de ganar dos pesos, pero, “en lo demás se dejan caer”.

Llama la atención que ahora no les aplica el pretexto de dólar caro, pues se trata de productos nacionales y de la región, pero además, que los combustibles están a la baja y son a quienes culpan siempre de alza en los precios. Poca solidaridad y mucha voracidad de los paisas, también en los tiempos del Coronavirus.

El tema ya está en la delegación estatal de Profeco, pero cómo dicen, sin pandemia no hacen nada, pues ahora tampoco.

HABLANDO de escasa solidaridad y esa habilidad de mandar el balón a la cancha federal, los empresarios chihuahuenses liderados por Paco Santini, presidente del Centro Coordinador Empresarial, salieron entre enojados, decepcionados y malhumorados, de la reunión que sostuvieron el gobernador Javier Corral Jurado.

Los empresarios habían anticipado la semana pasada una serie de peticiones en materia fiscal, para que las empresas sostuvieran las actividades y nóminas de los trabajadores, es decir, para la planta productiva y no para las empresas, una serie de estímulos, créditos, suspensiones temporales y pagar en abonos, pero no se les concedió nada.

Corral y su gabinete económico les dijo que no. Es más no siquiera en el tema de las auditorías, que implica, tiempo, persona y recursos, se las negó, ni un sólo mes en tiempo, les ofreció.

Eso sí, le echó un buen rollo retórico al estilo López Obrador, de gestionar las peticiones fiscales, impuestos y servicios ante el gobierno federal. Qué cosas.

Mejor hubiera copiado el discurso de AMLO, en donde su gran apoyo ante la contingencia de la pandemia a fue, no subir impuestos ni gasolinas y combatir la corrupción.

Buena ayuda, así que los empresarios en Chihuahua y los mexicanos, tendremos que adquiriendo un dólar de dos, y una estampita del santito de cada una de las devociones.