Muere ganado incautado a ex gobernador Duarte

0
414

De la REDACCIÓN

Mediante una carta abierta Héctor Hugo Pérez Robles, quien fue nombrado por el gobierno de Javier Corral como administrador de los bienes incautados al exgobernador César Duarte Jáquez, entre los que destacan ranchos ganaderos y huertas nogaleros, señala que está siendo difamado por el administrador de la Fiscalía General del Estado Eduardo Fernández Herrera y que hoy esas vacas incautadas se mueren de hambre y que los ranchos están en pésimas condiciones por que no se entregan las cantidades de dinero necesarias para su manutención.

En la carta Pérez Robles, señala que ha estado solicitando una audiencia al gobernador del Estado y que se ha negado a otorgársela.

De igual forma explica que su patrimonio se ha visto afectado, pues al tratar de mantener esos bienes en óptimo estado, ha tenido que invertir de su bolsa recursos que la administración estatal no le quiere pagar.

Adjunto a su carta fotografías de reses muertas y señala que la condición de esos bienes es pésima y al borde del colapso.

A continuación la carta integra enviada a medios por parte de Héctor Hugo Pérez Robles:

“Ante la imposibilidad de que me dé una audiencia personal, a pesar de las múltiples solicitudes que he realizado de manera directa y por conducto de funcionarios de su gabinete, con el propósito de aclarar la difamación de que estoy siendo objeto por parte de EDUARDO FERNAN- DEZ HERRERA, Administrador de la Fiscalía General del Estado, me veo en la necesidad de expresarle, por este medio, mi sentir y mis consideraciones respecto de la encomienda que se me dio como Administrador de una parte de los bienes muebles e inmuebles asegurados y supuesta- mente relacionados al exgobernador Cesar Horacio Duarte Jáquez, respecto de los procesos penales que se llevan en su contra, bienes que se encuentran dispersos por los municipios de Balleza, Villa Matamoros, Villa López, Valle de Zaragoza y Camargo.

Señor Gobernador, en primer término quiero aclararle que la función que se me encomendó como Administrador de tales bienes yo no la solicité, por el contrario, fui llamado por no menos de 6 reconocidos miembros de su Gabinete (me reservo la oportunidad de comentárse- los en persona por respeto a ellos al publicar esta misiva) para que me comprometiera en solven- tar el grave problema que se tenía para administrar adecuadamente, los citados bienes asegura- dos y así rescatar, en lo posible, la productividad que por su propia naturaleza estaban generan- do, como el nacimiento de crías del ganado asegurado, el cuidado de las tierras de cultivo, el rescate de los productos nogaleros, etc., función que, como Ud. bien lo sabe, nadie quiso desempeñar por desconocimiento o temor y para lo cual invertí, tiempo, esfuerzo, conocimientos y parte de mi patrimonio personal a fin de lograr lo que se me había pedido.

En segundo término, debo decirle que el contrato de servicios que suscribí a través de mi empresa, NO LO REDACTÉ YO, sino los propios funcionarios de su gobierno, con la supervisión y beneplácito de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de Hacienda, de manera tal que las contraprestaciones fijadas en él, fueron acepta- das por su propio gobierno, de lo que Ud. no puede sentirse sorprendido porque conoció, en su momento, los términos exactos de mi contratación.

En tercer término le hago saber que de las operaciones realizadas, en las cuales se incluyen: exportaciones de ganado, subastas de ganado y recolección de nuez, TODO el numerario que se obtuvo por la venta de esos productos, absoluta- mente todo, INGRESO DE MANERA DIRECTA A LA SECRETARIA DE HACIENDA, misma que recibió los pagos sin intermediación de mi parte a cambio de la facturación correspondiente que expidió el Gobierno del Estado, por lo que para ello, SOLO fui un facilitador sin mayor interés que el lograr los mejores beneficios a su gobierno. Dicho sea de paso y como Ud. bien lo sabe, a la fecha de esta carta, hay cabezas de ganado (becerros nacidos en cautiverio) que desde el mes de diciembre de 2019 se encuentran depositadas en corrales que Usted ya conoce, además del tonelaje de nuez que también se encuentra entregada a una empresa dedicada al ramo, de la cual oportunamente se ha informado y de las que, por instrucciones del señor FERNANDEZ HERRERA, no se ha dispuesto.

Durante mi contrato de Administración y haciendo un gran esfuerzo personal, se lograron rehabilitar los numerosos bienes bajo mi custodia, se generaron nuevas crías, se repararon todos los pozos de agua y cercos, se alimentó adecuada- mente el ganado, se vacunaron, se herraron con el fierro de Gobierno del Estado, se rehabilitaron las nogaleras, se repararon los implementos agrícolas, se pagaron los salarios, etc., sin embargo, cabe mencionar que, a la fecha, por culpa del interventor que puso el Sr. Fernández, todos los bienes relacionados a mi administración, se encuentran en un total y pleno abandono.

Ya que, es el caso, que aproximadamente en el mes de julio de 2019, Ud. decidió cambiar al Administrador de la Fiscalía, quedando al frente el Sr. FERNANDEZ HERRERA quien, ya habiendo tomado posesión me realizó un pago parcial y sin mediar explicación, no realizo el pago del adeudo de los ranchos nogaleros y ganaderos, dejando de proveerme de fondos para seguir con el cuidado de dichos bienes, exigiendo reportes de gastos, cuando, mi contrato, redacta- do por Uds., es un contrato a precio alzado y por ello es bajo mi cargo que está el pago de gastos, salarios, gasolina, transporte, vacunación, inspecciones, permisos, etc.

A la conclusión de mi contrato, el 31 de diciembre de 2019, seguí insistiendo, por todos los medios, tanto el pago del contrato, así como llevar acabo la entrega y recepción de los bienes dados en custodia; sin embargo se ha seguido requiriendo de mis servicios de administración hasta la fecha, a pesar de lo anterior, el Sr. Fernández, con absoluto disimulo, se ha abstenido de atender el asunto, designando un interventor de nombre Jorge Contreras Villarreal, que no tiene la más mínima idea de las actividades agropecuarias, cosa que oportunamente hemos evidenciado y documentado y a quien, Fernández, lo ha estado proveyendo de recursos, para supuesta- mente atender las necesidades diarias de los predios.

Ante tales circunstancias y por la desatención de la que he sido objeto, me vi en la necesidad de acudir ante un juez del orden común para promover la rendición de cuentas de mi administración, considerando la negligencia del Sr. Fernández, de la que se formó un expediente bajo el número 162/2020 del Juzgado Sexto de lo Civil por Audiencia del Distrito Judicial More- los; de ello tiene pleno conocimiento el Sr. Fernández ya que fue notificado por parte del juzgado el 27 de febrero de 2020, fecha desde la cual ha hecho caso omiso del llamamiento judicial para recibir las cuentas u oponerse a ellas. Así entonces, quiero que este enterado, Sr. Gobernador, que desde que se dieron los acontecimientos antes narrados, los bienes asegura- dos se han ido deteriorando gravemente, esto con riesgo al patrimonio dado en custodia, y que por instrucciones del Lic. Fernández, ha sido responsable el interventor Jorge Contreras Villarreal.

Para finalizar y en aras de que se atienda este asunto cuya responsabilidad es del Gobierno del Estado y toda vez que no ha tenido a bien darme una audiencia a la que tengo derecho como a cualquier ciudadano, además, le he hecho llegar, en dos ocasiones, escritos y fotografías que describen y muestran la condición de los bienes a la fecha.

Sr. Gobernador, sé que en su momento mi designación como administrador de éstos delicados bienes asegurados, obtuvo su beneplácito y en breve tiempo logramos contener el deterioro que por el abandono se estaba generando a los mismos; sin embargo, desde la llegada de Fernández Herrera a la administración de la Fiscalía General, aún y cuando éste mismo realizó pagos estando en la Secretaria de Hacienda, lejos de hacer una revisión profesional del caso, se dedicó a denostar, a criticar y a suspender los suministros requeridos para el mantenimiento de los bienes dados en custodia incluyendo seres vivos que requerían de cuidado y mantenimiento; que toman agua, requieren suplementación alimenticia, etc., provocando con ello, deterioro, escasez y una muerte masiva de los anima- les, bajo la autorización del señor Fernández. Por eso es que le pido una audiencia para que me escuche y escuche a todos los que participamos en la construcción de las herramientas que dieron cauce a resolver este problema y no se cierre en una idea, malinformada y mal intencionada, que deforma la realidad sobre lo que se ha hecho.

Esperando que este comunicado público le sea suficiente para que los responsables se apliquen a la atención de este asunto y den solución inmediata al mismo; quedo a sus órdenes para la audiencia que a bien tenga concederme y finiquitar adecuadamente mi encomienda. Comunicado1 de 5

Chihuahua, Chih., a 14 de mayo de 2020

Héctor Hugo Pérez Robles”.

La lajiribilla.com.mx