Secretario de Salud Positivo -Corral sospechoso -Van por los anti-corralistas -La mayoría de su partido

0
1683

La verdad es que es una gran pena que el secretario de Salud de Chihuahua, Jesús Enrique Grajeda, haya dado positivo a Covid-19, contagiado por lo menos en apariencia, en la reciente reunión de gobernador en Tamaulipas en donde el jefe del ejecutivo de ese Estado, Francisco Cabeza de Baca, resultó positivo.

Una desgracia, por ser quien coordina todas las acciones en esta pandemia y porque además, su equipo cercano tendrá que someterse a las pruebas o cuarentena de 14 días.

Ojalá y la cadena de contagio no haya alcanzado a otros asistentes como el secretario general de gobierno, Fernando Mesta Soulé, la secretaria de Economía e Innovación, Alejandra de la Vega y el propio gobernador, Javier Corral Jurado, quien ayer, por cierto se hizo la segunda prueba rápida de Covid-19-

Desde luego que hay que ver el equipo que asiste al Gobernador, es decir, el grupo de escoltas, los secretarios técnicos y luego en contacto con los integrantes de su gabinete.

La cosa, es por desgracia es complicada y decíamos, no es deseable que se vaya a presentar una cadena de contagio en este grupo gubernamental, como tampoco lo es en cualquier familia o grupo de amigos.

Fuera de la pandemia, el gobernador Corral se asinceró cuando cuestionado por el rechazo a su reforma estrella electoral, el Congreso lo bateó y el grupo de la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, lo ponchó.

Sin decirlo deja en la percepción que hubo un complot en su contra, pues se  dijo al interior de su partido, el PAN, que pretendía romper con la democracia bendita de la institución y elegir candidatos a su antojo, lo que ciertamente puede hacer, con o sin reforma, por lo menos en el tema de su sucesor.

Al final, el meollo de la reforma política electoral, no sólo era el PAN, sino los otros partidos, como lo intentó Duarte en la recta final, cuando el poder se extinguía y los millones aumentaban.

Evidentemente el gobernador Corral esta encolerizado por la “rebelión” panista en el Congreso y por el atrevimiento de la alcaldesa y sus operadores; no es alguien que olvida, no es un demócrata y pronto habrá consecuencias.

Cierto o no, porque por ahora son versiones de redes sociales digitales, pero la cosa se puede poner fea, ya que se trata de expedientes judiciales, en donde las líneas de investigación, tienen que ver con millones repartidos por el ex gobernador César Duarte en la compra de votos en el Congreso local, la intervención de dineros con este mismo origen para campañas política, moches y cadenas de expendios.

Por lo menos eso es lo que se dice y aunque la Fiscalía General del Estado, acepta que algo hay de eso, se excusan en que la información es confidencial porque está en expediente de investigación; pero aceptan que el Gobernador, será quien toque el tema en su momento.

Lo más cercano a la realidad es que se desató la ira de Corral y va en contra de connotados panistas, hombres y mujeres, hasta ahí da la data y eso se dice en medios formales.

La ira en contra de panistas distinguidos nos dicen de última hora, podría alcanzar a dos que tres priístas o más bien ex priístas que han golpeado a Corral con financiamiento de CDJ, aún en el auto exilio.