“Un día para no olvidar”

0
967

En plena pandemia y proceso electoral, reunión AMLO-TRUMP

La detención de Cesar Duarte es un “presente” de los Estados Unidos

En política, nada ocurre por casualidad

 

ANÁLISIS

Dr. José Luis Jáquez Balderrama

CHIHUAHUA CHIH.- El pasado 8 de julio, es “un día para no olvidar”. Pues en medio de la mayor crisis de salud y económica causada por la pandemia y en pleno proceso electoral en los Estados Unidos, se llevó a cabo un encuentro inminentemente político entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador, pero además se detuvo en Florida al exgobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez.

Tal parece que no tenemos memoria de cómo han sido las relaciones políticas de México con el vecino del norte. A través de la historia hemos tenido guerras, perdida de territorio, invasiones, expropiaciones,persecuciones como la de “Pancho Villa”, deudas, luchas por el agua, narcotráfico, violaciones a los derechos humanos, tratados comerciales y por supuesto los protocolos diplomáticos “llenos de cordialidad” por convenir a los intereses de ambos poderes.

La historia nos recuerda que los jefes de estado, cuando se trata de una reunión formal como la ocurrida el pasado 8 de julio en la Casa Blanca, la retórica a través de los discursos es extremadamente cuidada, pero como se dice: “en las formas está el fondo”.

Trump necesitaba de López Obrador, su respaldo en materia migratoria y lo logro. Hoy las palabras del presidente de México son parte su campaña por la reelección presidencial, principalmente vía twiter.

El presidente de EE.UU ha lanzado su campaña de ataques contra miles de mexicanos y de otras minorías que sueñan con mejorar sus condiciones de vida e inclusive los llamo “violadores y asesinos”.

Para los demócratas, la visita de AMLO a Washington D. C. con el fin de arrancar el acuerdo comercial, fue una decisión para politizar las relaciones entrelos dos países y una distracción en medio de la epidemia de COVID-19. EE.UU. es la nación más afectada del mundo.

Los principales diarios de EE.UU no publicaron la reunión en su portada. La mente de los estadounidenses se encuentra en la pandemia; en la decisión de la Suprema Corte sobre el uso de métodos anticonceptivos alegando creencias religiosas y en la contienda presidencial.

Los sondeos de The New York Times o Fox News apuntan a una ventaja del aspirante demócrata sobre el republicano de cara a las elecciones del 3 de noviembre. El periódico USA Today otorga al exvicepresidente Biden un 53% de apoyos por un 41% para Trump.

Joen Biden, calificó la visita como una “oportunidad de foto” con fines electorales de su rival. Además le pidieron a López Obrador que le preguntara a Trump “si aún piensa que los mexicanos son violadores y asesinos”.

Se dificulta hacer un balance definitivo de este encuentro, debido a los cambios repentinos (volatilidad) de Donald Trump, pero es importante resaltar que López Obrador salió bien librado de su primera prueba. Hubo muchas sonrisas. Y el propio AMLO dijo: “fallaron los pronósticos, no nos peleamos y somos amigos’.

La detención de Cesar Duarte es un “presente” de los Estados Unidos

El gobierno federal y el estatal consideran que “es un insulto” afirmar que la detención de Cesar Duarte Jáquez es “un regalo o presente” de los Estados Unidos.

La captura del exgobernador de Chihuahua en Miami, Florida, se hizo con “bisturí” y no fue precisamente el 8 de julio, pero era trascendental que el hecho se diera a conocer durante el encuentro en la Casa Blanca. Y así sucedió.

Decía Franklin D. Roosevelt: “en política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera.”

Ahora bien, en cuanto al término del regalo, es una condición humana hacer un obsequio, una distinción, un donativo o un presente. Es una costumbre de siempre.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, confirma que el regalo, es un gusto que se hace voluntariamente por complacer a alguien, pero el término incomodo a los gobernantes mexicanos.

Las autoridades norteamericanas proporcionaron ayuda y distinción al gobierno de México con la captura del parralense, acusado de peculado, enriquecimiento inexplicable, nepotismo y otros delitos.

El crédito de este suceso, es de muchos chihuahuenses que alzaron la voz, así como del gobernador Javier Corral; del propio Jaime García Chávez, fundador de la Unión Ciudadana. Y no se puede regatear la voluntad política del gobierno de López Obrador y del propio Trump. En estas acciones se notó la cordialidad.

La buena vecindad, según Roosevelt

Lorenzo Meyer escribió en el libro Historia General de México que nuestro país se ha visto sometido a una presión constante del exterior, sobre todo de los Estados Unidos, como ocurrió después de la revolución “para limitar las expresiones del nacionalismo”.

El historiador atribuye el cambio en la agenda norteamericana al coincidir con “la desaparición del radicalismo cardenista en México”. Y el resultado de todo lo anterior fue” que el espíritu de la política de buena vecindad lanzada por el presidente Roosevelt”.

El 16 de octubre de 1909, por “cortesía” por el tema de “El Chamizal, se dio la reunión Taft y Porfirio Díaz. Y fue hasta 1943 cuando Roosevelt visitó Monterrey, para entrevistarse con Manuel Avila Camacho. Ante estos acontecimientos dice Meyer: “las entrevistas a nivel presidencial, formalmente llenas de cordialidad, se repetirían con frecuencia hasta convertirse en rutina”. Por así convenir a los intereses de ambos poderes.

En el año de 1985, Carlos Fuentes escribió la novela “Gringo viejo” en donde explica las diferencias históricas entre los dos países y las fronteras abismales que separan la mentalidad de los gringos y e los mexicanos, como la identidad y la forma de entender el mundo.

Claudia Battistel, investigadora de la Universidad Internacional de Florida, dice que Fuentes en su libro “La frontera de cristal” presenta un panorama desigual entre los dos países. Y que se requiere atención seria, cooperación y compromiso. “Np medidas irresponsables que aumentan la xenofobia y la histeria antimigratoria”.

Para Fuentes, México no ha encontrado su «destino manifiesto», solo un destino incierto.

Para Claudia Battistel, “La frontera de cristal” no tiene un final esperanzador, pues en sus últimas líneas remiten al conocido dicho de Porfirio Díaz: “pobre México pobre Estados Unidos tan lejos de Dios, tan cerca el uno del otro”.

Nos pueden seguir: [email protected] [email protected]

Antena radio 102.5 FM. de lunes a viernes de 5 a 6 de la tarde