Ecocidio e inmolación de la 4T -El súper delegado, non grato -Nuevo secretario es investigado -El Covid contagia la política

0
1646

LA ANARQUÍA en cualquiera siempre será reprobable, sobre todo porque invariablemente termina en violencia y la violencia no es generadora de soluciones, sólo de una violencia exponencial.

Lo advertimos de manera repetida que la extracción de agua de las presas de sur, centro y de la frontera (Ojinaga), generaría la cólera de los productores de esas regiones productoras del 60 por ciento de la alimentación del consumo local, más lo que se envía lo centro del país y a los Estados Unidos, el productos como la nuez y otros derivados que se procesan en la misma región.

El vaciamiento que ahora se hace de la presa Las Vírgenes, pone en riesgo el presente ciclo agrícola y el próximo, si se toma en cuenta que la lluvia no puede ser garantizada por nadie, aunque la Comisión Nacional del Agua afirma lo contrario.

Pero también se debería tener la consideración de que en Chihuahua sin no está en sequía tiene un años bueno de lluvias por dos que no son; por lo tanto el almacenamiento de las presas debe permanecer como estabilizador de los ciclos agrícolas.

Los productores estuvieron hace dos días en Chihuahua en una reunión con el gobernador y representantes del CNA, para acodar que la extracción sería de 11 metros cúbicos de esta presa, pero en la madrugada del lunes la elevaron hasta 21, rompiendo nuevamente los acuerdos establecidos.

El martes empezaron los bloqueos carreteros por parte de los productores en la zona sur, ayer el secretario general de gobierno, Luis Fernando Mesta Soulé,  prometió estar en Delicias en una reunión que sería resolutoria en el tema del rebalse, pero los dejó plantados, lo que aumento la ira y las protestas se presentaron.

Los agricultores están solos en la defensa del agua. Ayer quemaron tres vehículos; dos de la Federación y otras dos de las fuerzas estatales de seguridad pública. Los colocaron sobre las vías del tren. Por la noche incendiaron las instalaciones de la CNA en Delicias.

Además tomaron dos  casetas de peaje estatales, ubicadas en autopista Delicias-Camargo.

Las cosas por desgracia no van a quedar así, no es deseable, pero las provocaciones, los engaños, lo sofismas están a la orden del día. El aeropuerto internacional de la Chihuahua, capital es el siguiente objetivo, claro si no lo militarizan como a las presas de Chihuahua.

Para los productores hay tres ciudadanos a quienes les dicen de todo, en redes exhibidos en redes sociales digitales. Lo menos; ladrones, cobardes. Se refieren al presidente de la república y al gobernador Corral, a quienes por cierto, los invitan a por lo menos dar la cara. Al súper delegado, Juan Carlos Loera de la Rosa y a su tío el diputado morenista, Gustavo de la Rosa Hickerson, los declararon ciudadanos no gratos.

AYER se designó a Eduardo Fernández Herrera, como secretario de salud en el Estado, en sustitución del Dr. Jesús Enrique Grajeda, quien falleció en domingo en la madrugada.

Dos cosas llaman la atención en este nombramiento; el primero que sería deseable que hubiese sido un médico para esta importante y vital área de salud, sobre todo ante la pandemia del Covid-19, por razones obvias.

Y focaliza también la atención, tal vez más, que se realice la designación de Fernández Herrera, cuando tiene una denuncia en la Secretaría de la Función Pública, por actos señalados específicos en su desempeño como director administrativo en la Fiscalía General del Estado.

Cierto es que la denuncia está en proceso y no significa en automático sea responsable, pero también emite la percepción de que el gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, está arropando al funcionario, y la carpeta pues seguramente ahí va a aquedar.

EN LA propagación del Covid-19, ha llegado a los políticos  que no han guardado la sana distancia y presentan movilización social en busca de los quareres electorales de un proceso que estará instalado de manera oficial en octubre.

Entre de las desafortunadas víctimas están curiosamente dos ex alcaldes. El primero de origen panista, Juan Blanco Zaldívar y el otro ex alcalde y ex priísta, Marco Adán Quezada Martínez.

El coronavirus le pegó además al ex diputado y cantante Tony Meléndez y a la diputada de AN, Georgina Bujanda y a la también legisladora Lourdes Valles Armendáriz.

Todos están en cuarentena y no presentan síntomas del contagio del Covid-19. Desde luego el deseo que pronto se recuperan y regresen a  esta rara normalidad.