Maru teme por su vida -Su proyecto en picada -Bazán ignora al IEE -¿García Chávez gobernador?

0
1710

SI AGUIEN pensó que las diferencias entre el gobernador Javier Corral y la alcaldesa, María Eugenia Campos, eran sólo eso pues aguas, lo expresado ayer por la tarde por la Presidente capitalina, demuestra que el fondo de la confrontación es muy profundo y hacía nunca habrá  luz.

En rueda de prensa presencial, en donde se pidió que los representantes de los medios de comunicación acudir físicamente, la alcaldesa afirmó que es una perseguida política, que vive en constantes amenazas (no precisó cuáles) y en permanente investigación por parte del poder Ejecutivo, lease Javier Corral Jurado.

Las cosas están a tal grado que, incluso se responsabilizó al Gobierno del Estado, en específico al subsecretario de Gobierno, Carlos Olson san Vicente, a la secretaria del Registro Civil, Inés Martínez (¿?)  y a la Fiscalía Anticorrupción, de lo que pueda pasarle a ella  y/o su familia, lo que no es cosa menor.

En su narrativa y denuncia pública, la alcaldesa dice lo mismo a nombre de su ex asesor Pablo Canaan y para la familia de él.

La dirigente del PAN en el Estado, Rocío Reza Gallegos, reaccionó de inmediato, a través de un comunicado en donde como Poncio Pilatos, se lava las manos: No valida la denuncia de la alcaldesa y todo lo deja los órganos correspondientes de impartición de justicia en el Estado.

Dicho de otra manera Rocío se lava las manos, pero deja sola a la alcaldesa en su desigual cruzada, en donde lo más claro es que, siente los pasos de la Fiscalía (cualquiera de los dos) en los talones y percibe la respiración de ambas en sus oídos.

Extraordinariamente extraño que una circunstancia de este tipo se presente en un partido ordenado y que busca el orden social, por desgracia hay que reconocer que la famosa frase atravesada entre ambos, esa de nuestro César: el poder es para poder. Aunque el poder, en esta interpretación genera cualquiera de los pecados capitales o todos.

Corral en su soberbia y perversión no quiere a Maru como gobernadora y ella quiere llegar para vengarse y destruir a Corral; ese es el meollo de esta disputa, en donde ambos destrozaron ya al PAN  en el 2021 y lo mandan a un tercer sitio electoral, pronóstico infalible, en el momento preciso en donde la encuesta que mandó a realizar Morena en el Estado, otorga a este movimiento-partido el triunfo, con el empresario Rafael Espino de la Peña como su candidato, en comentario al calce.

¿Bueno para Corral o para Maru?, aún no lo sabemos; por dos razonamientos iniciales; la CuartaT no quiere a senador Madero ni como gobernador ni como legislador, y recientemente la ultraderecha de la alcaldesa no es tan ultra, a grado tal que los cheques y los documentos los firma con la izquierda, pero no se sabe quién el candidato de Acción Nacional en solitario o en alianza.

En este guerra intestina del PAN, se cancela toda posibilidad de que este instituto político repita en Palacio, luego llegarán las mías culpas; demasiado tarde por cierto. La atracción  por el poder, es tal, que supera la razón y por la tanto la racionalidad.

EL DIRIGENTE estatal del PRI, Omar Bazán Flores, parecería que está en desacato, pues no se presentó a las instalaciones del Instituto Estatal Electoral, el pasado lunes, pese a que fue notificado y requerido tras la denuncia o querella IEE-PES-12/2002.

La denuncia “por precampaña anticipada y propaganda electoral” fue interpuesta por el dirigente estatal de Chihuahua Líder, Misael Máynez Cano, quien ahora solicita al órgano electoral, inhabilite la precandidatura o candidatura de Bazán Flores, en caso de que se presente.

El dirigente priísta no justificó ni notificó su inasistencia y sólo se supone que envío un escrito, pero firmado Álvaro Terrazas Ramírez, representante ante el IEE, lo que representa una violación mandato de institución que lo requirió.

El Departamento Jurídico del IEE puede hacer una nueva notificación al líder priísta y/o en su caso dar vista a Secretaría General, para que, si hay elementos suficientes pasa al Consejo General, el dictamen final en algún sentido.

SERÁN  cosas de la prolongada pandemia o cosa de tener un buen padrino, para buscar una candidatura para la gubernatura por la vía independiente como lo ha hecho, Jaime García Chávez, uno de los firmes ideólogos de la izquierda en Chihuahua.

El anunció lo hizo a través de un video que publico en las redes sociales digitales, en donde dice que tan decisión proviene de una propuesta hecha por un grupo de amigos quienes le pidieron en una misiva que buscará la gubernatura.

Desde luego que está en pleno derecho de aspirar a la gubernatura, pero en todo caso lo que llama la atención es el tema del financiamiento para la vía independiente, en donde se necesitan varias decenas de millones de pesos y por el otro lado los tiempos que están prácticamente agotados.

Por lo tanto no se conoce si esta vía es la real intención o el ex diputado y ex candidato por el PRD, oferte su perfil y persona, haber si por ahí un partido o agrupación política lo abandera, en fin es un viejo lobo de mar.