Cruz protegido en Senado -¿Se registra o no? -Loera derrocha lana -De dónde tantos millones

0
1603

NO SE TRATA de una respuesta oficial, pero el coordinador de la bancada de Morena  en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, ya le dijo al gobernador Javier Corral Jurado, que no le va a entregar el desafuero de Cruz Pérez Cuéllar, luego de que un juez giró una orden de aprehensión en contra del senador por haber sido beneficiario de la nómina secreta del ex gobernador César Duarte.

Monreal califica al Gobernador Corral como “mentiroso e intrigoso”, a través de un video que publicó expresamente sobre el tema en redes sociales digitales, lo que indiscutiblemente es un categórico no, en una cámara donde Morena tiene mayoría y no va a soltar a Pérez Cuéllar tomando en cuenta que un desafuero requiere de mayoría para que proceda o no.

La negativa no sólo se puede leer como una protección directa de los senadores pares de Pérez Cuéllar, hay que agregarle el factor de que Monreal Ávila es amigo personal del senador y por si fuera poco, es el principal promotor de la candidatura del aspirante a la gubernatura de Chihuahua.

- Publicidad -

Por algo, el aún Senador a quien ahora le dicen prófugo de la justicia, aseguró que no solicitaría licencia, pues equivaldría a un arresto inmediato.

Lo que aún no se define, es su continuará con su intención de buscar la candidatura a la gubernatura, ya que si consigue la nominación, en algún momento perdería el fuero y la orden de aprehensión estaría vigente.

POLÍTICAMENTE hablando, hay ver cómo va a reaccionar Morena, cuando estamos a unos días del registro de pre-candidatos; es decir, admitirá el registro?, pese a la orden de aprehensión y en su caso, lo lanzará como candidato a pesar a su condición judicial?, preguntas que pronto tendrán respuesta.

Por ahora las acciones “judiciales” del Gobernador Corral, están en sospechosismo, en donde por un lado causa una enorme división en Acción Nacional y por la otra, coyunturalmente beneficia a Morena o por lo menos a uno de los aspirantes, al neutralizar a Pérez Cuéllar.

Su afán manifiesto es que se le recuerde como el zar anticorrupción y lanzarse al plano nacional,  el pero es que, en algunos meses puede pasar a ser perseguidor por el mismo concepto y bandera principal.

DESDE la fronteriza y sufrida Ciudad Juárez, nos reportan que el aspirante a la gubernatura por Morena el ex súper delegado, Juan Carlos Loera de la Rosa, muestra tremenda desesperación en su proyecto político electoral, que está abriendo generosamente la cartera.

Busca lograr que la percepción social le favorezca. Lo que no le han dicho y no lo puede decir, es que la encuesta ya está hecha y no llega ni llegando, tirar dinero es lo suyo, como la simulación propagandística, finalmente los millones le sobran. Esperamos que la 4T, nos diga de dónde saca tanta lana.

Loera quien le metió muchos millones de pesos a su libro y la promoción del mismo a través de cientos de carteleras en el Estado, ahora cambia la estrategia y ahora va casa por casa en Ciudad Juárez, pues aún no justifica los millones que le metió a los espectaculares, los que aseguran no salieron de su salario.

Ahora el súper delegado contrató los servicios de un periódico impreso para que a través de una entrevista, de esas que dicen sólo es simulación; para luego distribuir casa por casa.

Desde luego que no es más ético, pero gracias a la autoridad electoral, es válido y lo que sigue o debería de hacer es de dónde salen los recursos de Loera para su libro y promoción millonaria, y ahora la compra de una portada y un sobretiro, para que la llegue a los domicilios de los juarenses.

Ahora quienes le saben al asunto, dicen que si el ex súper delegado no es el elegido, tendrá que conservar el fuero, pues no hay que olvidar que también tiene dos carpetas, en su contra.