Expulsar a Corral, para qué -Hace mucho renegó -Militares no hacen visitas sociales -Cuchareadas candidaturas de Morena

0
1413

EN EL círculo rojo de la política, panistas y ex panistas empezaron a debatir la posibilidad de que el gobernador Javier Corral Jurado, sea sometido a proceso político interno, para que sea expulsado del Partido Acción Nacional.

La idea expuesta en redes, han recibido likes y comentarios de cientos de panistas y también de ex militantes; ciertamente los primeros están identificados con la candidata a la gubernatura por este partido y por el PRD.

Atrae la atención en la discusión en redes sociales digitales, que la petición de expulsión ante los órganos correspondiente de partido no esté sustentada en la persecución judicial en contra la candidata, por supuestos actos de corrupción.

- Publicidad -

Por lo tanto la solicitud, si es que se realiza, sería por violencia política, de género y el uso de personajes externos identificados con la izquierda de Chihuahua, con Morena y funcionarios o ex el propio Corral.

Los nombres que por ahí andan en la redes, son Luz Estela Castro, Víctor Quintana, Gabino Gómez y ahora aparecen el diputado federal Yako Rodríguez y Martín Solís.

Se pone en la discusión también, el hecho de que estos personajes lancen un complot, contra de la candidata en donde no sólo se afecta a su persona, sino a la candidatura en la intercampaña en la próxima campaña y a la propia institución, o sea, Acción Nacional.

Temas de redes sociales en pro y en contra, lo que seguramente en nada influye en el ánimo de Corral, ya ha demostrado desde hace años, que el PAN no le interesa.

Expulsarlo como conclusión, evoca la pregunta de para qué, cuando el mismo ha puesto tierra de por medio.

Claro fuera de sus propios intereses de control el que aún mantiene en el Directivo Estatal, al que por cierto perecería que no le interesas los ataques de la comandante Barcelona o tal vez mejor ni moverle, para no irritar al gobernador.

LA VISITA de militares a casa a la media noche, es para preocupar e irritar a cualquiera. No son visitas sociales y mucho menos amables como quedó demostrado en el domicilio particular del alcalde con licencia de Parral, Alfredo Lozoya Santillán, El Caballo.

El lunes cerca de las 12 pm, un comando militar llegó a la vivienda en donde inspeccionó y lampareó a la esposa de Lozoya, Sol Sánchez y a un hijo.

Se les preguntó a los militares sobre la presencia, más la posibilidad de cooperar pero el mando con cargo de nombre  Roque Ruiz, respondió de una manera poco cortés que se realizaba un operativo que tenía relación con vialidad.

Alfredo Lozoya El Caballo, dijo luego de interponer una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos que los militares se excedieron en labores que no les corresponden y que se trata de un tratado de intimidación.

Ojo, porque estas visitas por un lado nada tienen que ver con de vialidad, tampoco pasaron saludar, por lo tanto, luego pueden pasar de la intimidación a intervenciones más extremosas.  Eso de las órdenes de cateo o investigación, ya se sabe que ni las traen ni las exhiben.

Un exceso que ahora padeció la esposa e hijo del también candidato a la gubernatura por Movimiento  Ciudadano, no tiene ni tendrá explicación.

Tratamiento similar ocurrirá en la Comisión Estatal de Derechos Humanos;  se va ir a la nacional, en donde le anticipamos nada va a suceder.

Ciertamente hay una condena unánime ante la intervención del personal castrense, en donde por ahora se desconoce el razón de tal actuación, lo que queda en claro es que no fue por error y menos casualidad.

Ojalá que el tema no trate de una incursión por temas políticos-electorales o por otros que hayan incomodado a la CuartaT, lo que sería en extremo reprobable.

BUENO si no le cambian fecha, como ha sucedido desde el año pasado, Morena dará a conocer esta semana, su primera lista de palomeados para las precandidaturas a las diputaciones federales, locales, sindicaturas y alcaldías.

Por lo menos así esta preanunciado, y si ocurre significará que vendrá una gran criba en los largos listados de quienes por hora están en calidad de aspirantes, para dejarlos en cuatro en promedio para cada candidatura.

Luego vendrán las designaciones desde el centro, esas que luego se intentan cubrir o vender como la democracia perfecta a través de encuestas, tómbolas o cualquier instrumento.

Finalmente son decisiones y sus candidaturas, Morena puede utilizar cualquier método, en todo caso lo que en la ética no debería ocurrir es que se hable de democracia y que se engañe a sus aspirantes.

Por otra parte, quien haya puesto su aspiración y confianza en la “elección”,  debe asumir su responsabilidad, evitar pataleos posteriores, y como dice el símil de un popular refrán: si ya saben cómo es Morena, para qué le entran.

Para las precandidaturas para la alcaldía capitalina, por ahora, se conoce que en la lista permanecerán los ex alcaldes Marco Adán Quezada, Carlos Borruel Baquera, mas Obdulia Becerra y Oscar Castrejón.

No hay mucho que especular. El candidato será un externo, por cierto ex alcalde, lo demás es buena voluntad para validar o hacer el caldo gordo para el que sea.

Mientras que en Ciudad Juárez, el mejor calificado por las supuestas encuestas morenistas, es el senador Cruz Pérez Cuéllar, quien hoy será presentado como candidato a la alcaldía.