México es un país rico, pero con muchos pobres

0
783

-Escasez de vacunas y manipulación electoral

CHIHUAHUA CHIH.- La campaña de inoculación contra el Covid-19 ha marcado diferencias en gran parte del planeta. Unos cuantos países, por supuesto los más ricos, han acaparado las vacunas y se ha visto un freno a la enfermedad.

Mientras que a las naciones con más pobreza, incluye por supuesto a México, no llega como se prometió la anhelada vacuna, por lo que el “bicho” está haciendo estragos en la población.

Cabe señalar que nuestro país se encuentra en el grupo llamado G20, que integra las 20 economías más grandes del mundo o bien dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el famoso club de los países ricos, pero la pobreza va en aumento, sobre todo ahora con la pandemia.

México no es un país pobre, pero sí un territorio con muchos pobres. De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), del 2019 al 2020 hubo cerca de 10 millones de nuevos pobres.

El Coneval dijo en su informe que había cerca de 61 millones de mexicanos que vivían con un ingreso inferior a la línea de la pobreza, pero desafortunadamente por la pandemia dicha cantidad llegó a 70 millones de pobres. Es una lamentable realidad.

La Organización Mundial de la Salud tiene la información respecto al número de dosis de la vacuna contra el Covid-19 administradas por cada 100 habitantes, sin embargo, existen grandes discrepancias en el ritmo de vacunación entre naciones.

A la fecha (13 de marzo), el país que presenta una mayor proporción de dosis administradas es Israel, con un 103,70 por cada 100 habitantes, unos 8,98 millones de dosis en total.

En Europa, Reino Unido es el más adelantado, con 35,02 dosis por cada 100 de sus ciudadanos, en tanto en España se han aplicado 10,37 dosis de la vacuna contra el coronavirus por cada 100 personas.

En América Latina, Chile es el país que más destaca en esta importante estrategia de salud, con 26,62 dosis administradas por cada 100 habitantes, mientras que en Brasil (5,34), Argentina (3,65), México (2,41) o Bolivia (1,02).

Los Estados Unidos llevan 30 por cada 100 habitantes. En número de vacunas aplicadas se superó la meta prometida por el presidente Joe Biden al momento de su toma de protesta, es decir llegar a los 100 millones de dosis en sus primeros 100 días de gobierno, pero lo hizo en 60 días.

Ahora, el demócrata se comprometió a vacunar a todos los norteamericanos precisamente el próximo 4 de julio. Un gran festejo de independencia.

En México, si mucho llegamos a los tres millones de dosis aplicadas, en medio de grandes cuestionamientos, pues además de la escasez de las vacunas, el gobierno federal realiza esta tarea de salud con “claros fines electorales”. Se pide la credencial de elector como condicionante.

El Sector Salud registra 193 mil muertes y más de dos millones de contagios por Covid-19. El daño crece a pasos agigantados.

Entre diciembre del año pasado y lo que va de marzo se aplicaron 312 millones de dosis contra el Covid-19 en el mundo. Esta campaña se encuentra muy por debajo de los ambiciosos compromisos asumidos por los laboratorios, sin embargo hay avances.

Para llegar a las primeras 100 millones de dosis se necesitaron casi dos meses, pero las últimas 100 millones se alcanzaron en apenas 17 días. Este proceso está generando optimismo en muchas naciones, aunque la disparidad en el reparto de las vacunas es muy notoria.

El mapamundi de la vacunación continúa mostrando un hemisferio norte con procesos bastante avanzados, y un hemisferio sur muy rezagado, claro, es la diferencia entre pobres y ricos. Pero también del liderazgo de sus gobernantes.

Nos pueden seguir: [email protected] twitter@palabrapropia

Antena Radio 102.5 FM, de lunes a viernes de cinco a seis de la tarde.