México, muy a la zaga en el combate al Covid

0
427

Por Luis SILVA GARCÍA

CHIHUAHUA CHIH.- Antes que desatar un alegato sobre qué tan justo o injusto puede ser el título de este artículo, veamos los números: con datos del 6 de abril, México tiene la cifra más alta de mortandad por Covid-19 en todo el planeta, con entre el 9.07 y el 14.25% de fallecidos conforme a contagiados, es decir, desgraciadamente casi uno, o casi uno y medio, de cada diez que padecen Covid pierden la vida en nuestro país.

Es por ello que ya prácticamente todos los mexicanos estamos sufriendo pérdidas en nuestra familia o amigos; al principio muchos veíamos los fallecimientos en las noticias, o nos llegaba luego el caso de algún conocido que había muerto, pero hoy ya todos hemos perdido seres queridos.

- Publicidad -

Todos estamos sufriendo porque nos tomó la pandemia con muchas carencias: instituciones que no funcionan bien; con un espeluznante nivel de ignorancia que permea en gran parte de la población mexicana, y ni que decir de la pobreza y falta de recursos.

Retomando los datos, el nivel de fatalidad del Covid puede ser mayor del 9.07% oficial, pues al número considera 204 mil 399 muertos, cuando ya la propia Secretaría de Salud reconoció hace días que dicha cifra sería 60% mayor, o sea, unos 321 mil fallecidos, esto de acuerdo a lo que ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que ahora el gobierno mexicano lo ha admitido.

El número de contagiados en México es de 2 millones 251 mil 707, al 6 de abril de 2021 y, si consideramos los 321 mil fallecidos, el índice de fatalidad del Covid-19 en México se coloca en el 14.25%, cuando el dato mundial es del 2.16%, con dos millones 885 mil 698 fallecidos de los 132 millones 936 mil 158 contagiados reportados.

En México estamos siete veces por encima del promedio mundial. No me diga nadie entonces que se está atacando adecuadamente la pandemia.

Podemos comparar el caso de Estados Unidos, que es el país con mayor número de contagiados de acuerdo a sus habitantes, y el porcentaje de fallecidos es del 1.8% (570 mil defunciones de los 31 millones 548 mil 240 contagiados).

O veamos cómo andan los países europeos, aquellos a los que la pandemia si los tomó realmente desprevenidos; Italia, por ejemplo, tiene una fatalidad del 3.03%, con 111 mil 747 muertos de los tres millones 686 mil contagiados de Covid-19.

Pero vamos a ver casos del tercer mundo: Brasil tiene el 2.57% de muertos con 336 mil 947 de los 13 millones 100 mil 580 contagios.

En Chile han fallecido 23 mil 734 personas del millón 37 mil 780 que han adquirido el contagio, son el 2.28%. Y en la India (talvez con instituciones y carencias similares a las de México) el nivel de fatalidad es del 1.29%; según sus reportes: de 12 millones 799 mil 746 contagios hay perdido la vida 166 mil 208 personas; nominalmente son menos muertos aún que en México.

El caso es que, así consideremos poco arriba del 9 o del 14 por ciento la letalidad en México, en cualquiera de los casos es el dato igual de escandaloso, ante el índice mundial o el de los diversos países, que se ubican entre el dos y tres por ciento; la cuestión es ¿por qué en México hay cinco o siete veces más de muertes en esta pandemia?

En cuanto a porcentaje de contagios en general México no es de los países más altos, cuando el promedio mundial es de 1.71%, con 132 millones 936 mil 158 contagiados, ante una población total en el planeta de siete mil 750 millones de personas (si, leyó usted bien, ya somos casi ocho mil millones de seres humanos en el planeta Tierra).

México tiene un porcentaje de contagios, contra número de habitantes, del 1.73%; Chile anda en le 5.4%; Italia en el 6.1%; Estados Unidos es el más alto con el 9.5% y la India de los más bajos, con 0.92%. Estas cifras nos pueden llevar a sospechar que tal vez los datos no se registran y cuidan con la misma seriedad en todas las naciones.

El otro aspecto interesante es el de los esfuerzos en la vacunación, pues se esperaría que los países que estamos “sintiendo más la lumbre en los aparejos” estaríamos avanzando con mayores esfuerzos en la vacunación, pero aquí México se ubica entre los más rezagados.

Los Estados Unidos de América y Chile van a la vanguardia y ya han vacunado a más de la mitad de su población, mientras que México ha vacunado solamente al 7.1%, que son 9 millones 287 mil 405 personas, de los 130 millones de mexicanos.

Y otro dato interesante es el ritmo de vacunación: el 5 de abril en México se vacunaron 251 mil 405 personas, mientras que en Estados Unidos se vacunaron más de dos millones, y en la India (donde andan atrasados porque solo llevan el 6.02% de vacunados) ese día vacunaron a más de 4 millones. Claro, hay que considerar que su población es de mil 380 millones de personas.

Pues algo habrá que hacer para que México avance en el programa de vacunación, porque al ritmo de 250 mil vacunas diarias, tendrá que pasar un año y medio para que los mexicanos queden vacunados; así que tome las cosas con paciencia y a ver si para mediados de 2022 le toca su vacuna.

Y mientras imploremos a las fuerzas divinas para que nos amparen, porque el número de fallecidos no es nada halagador y se ha comportado a un ritmo de cerca de 900 defunciones diarias en el país.Estamos hablando de que, de acuerdo a los números y si no se toman medidas más efectivas, podrían presentarse al menos un medio millón más de muertes más por Covid-19 en México, mientras se completa el ciclo de vacunas.

Cuando, al inicio de esta pandemia, alguien me comentó que ya los hospitales y las instituciones de salud estaban preparándose para atender a la población y evitar contagios y tragedias, yo mostré mi posición realista (que no fatalista) con base en lo que he visto suceder en nuestro país por muchos años y dije: no nos sorprendamos ante la incapacidad de los hospitales y la mala atención a los pacientes, pues si las instituciones en México por muchos años no han funcionado bien, no podemos esperar que ahora, ante una pandemia, por milagro o decreto se compongan y funcionen mejor.

La realidad es que nos agarró el Covid muy mal preparados, tanto en el sistema de salud como en la educación en general de la población, y pues estas son las consecuencias, sin menoscabo del loable gran esfuerzo que muchos mexicanos están haciendo para atender a su prójimo. Pero ello no justifica, de ninguna manera, el rotundo fracaso oficial: el elevado número de fallecimientos así lo confirma ineludiblemente.

Los números base para este artículo provienen del sistema de actualización diaria de datos denominado covidvisulaizer.com, que es elaborado por Worldmeters, institución que se dedica a la acumulación y procesamiento de datos en línea y que cuenta con más de 160 millones de usuarios en todo el mundo.

Cualquiera puede sumarse y revisar, desde un smartphone o desde cualquier computadora, solo entrando a covidvisulaizer.com