El cierre será el mandón -Los marcos en parejera -Corral mete la cola en Juárez -Loera y la censura

0
724

LOS NÚMEROS para la alcaldía capitalina están más que cerrados en los primeros diez días de campaña, por lo que todo apunta a que será un cierre de fotografía.

No Hay duda que el próximo alcalde de Chihuahua, será  Marco, en donde sólo hay que colocarle los apellidos. Eso queda en claro.

Del resto sólo aparece el candidato priísta Sergio Carrillo, en un tercer sitio y de allí hacia abajo, el resto con dos puntos porcentuales incluyendo al Miguel Riggs de Movimiento Ciudadano quien no despunta, ni destruyendo viviendas.

Por lo menos aparece en la métrica de Massive Caller y la del periódico El Financiero en el levantamiento del fin de semana que acaba de transcurrir.

Los marcos se ubican entre el 35 y 37 por ciento de las preferencias y atrás está  el priísta Carrillo de con un 9.8 por ciento.

Seguramente las tendencias se van a mantener en la presente semana, lo que implica que la última quincena será estratégica para las campañas, en la capital y el resto de los municipios.

El tiempo se habrá agotado y quien presente el mejor jalón o en el más fuerte será el triunfador, por lo  menos en donde el voto no definido en su intención supera el 20 por ciento.

En el Municipio de Chihuahua se presentan dos importantes factores, el primero se llama Maru Campos, que permea a favor del panista Marco Bonilla Mendoza.

El segundo es para Marco Adán Quezada Martínez candidato de Morena, PT y Nueva Alianza, bajo el paraguas de Andrés Manuel López Obrador.

ALGO pasa electoralmente en Ciudad Juárez en donde el corralato ha afectado o por lo menos lo ha intentado de manera directa, a los tres candidatos quienes, los tienen posibilidades reales de llegar a la Presidencia Municipal.

En ese estilo de tiranón, Corral golpeó, encarceló por varias horas y mandó al hospital a la candidata del PRI, Adriana Fuentes Téllez, quien participó en una manifestación en contra de la cuestionada ruta troncal del Bravobús, la que por cierto se va a quedar a medias.

La candidata y empresaria salió victoriosa de la represión en lugar de apanicarla, la realidad es que socialmente la empoderó.

No sucede lo mismo con el candidato impuesto por el propio Corral, o sea, el (panista) Javier González Mocken, cuya campaña no prende ni lanzándole combustible y un cerrillo.

Recientemente el candidato intentó hacer campaña, como se dice en la frontera,  a costillas del gobernador Corral, pero le salió contra producente, el gobernante no garantiza ni un solo voto, su crédito electoral está más agotado que los recursos económicos del Estado.

Al candidato González Mocken no sólo le afectó la imposición de Corral; su historial político está no permite que el electorado panista se comprometa  pues no omite que su origen es el PRI, que luego migró a Morena y ahora extramente aparece en PAN.

El otro candidato el de Morena Cruz Pérez Cuéllar, no quiere o no puede hacer campaña, por lo menos eso es que se percibe.

Dicen que no necesita hacer campaña porque ya se siente ganador, pero alguien más cree  que la sobra de su compadre y su ex amigo, Javier Corral trae Lázaro literalmente hablado.

El senador morenista trae un proceso de desafuero en su contra, para enfrentar la justicia local por un supuesto desvío de 15 millones de pesos, que dice la Fiscalía General del Estado, recibió por parte del ex gobernador César Duarte Jáquez en lo que se ha denominado nómica secreta.

Cierto o no, la acusación y el proceso en su contra ahí está.

Pero no solamente eso. Los sectores de la sociedad le señalado a modo de reclamo que suelte el fuero, pues si como afirma, no hay nada en su contra y nada qué temer, entonces que venga el piso parejo para los aspirantes.

POR CIERTO que en temas morenistas, el candidato a la gubernatura, Juan Carlos Loera de la Rosa, está solicitando al Instituto Nacional Electoral, (INE), que investigue al medios noticiosos, para ser específicos a los partales digitales que lo atacan.

Nada nuevo bajo el sol,  cuestión de revisar los dichos del presidente López Obrador durante las mañaneras, en donde un día sí y el otro también, critica a los medios de comunicación que no son afines o a modo.

Loera se ha distinguido en la campaña por replicar las mañaneras, incluso utilizando como estrategia, las frases presidenciales que le dieron la victoria a AMLO.

Se puede, ser vale. No que no debería hacer, es ir en contra los derechos constitucionales de Libertad de Expresión y de acceso a la información para el caso de los lectores (televidentes y radioescuchas).

Aunque el adelanto es que el respeto a la constitucionalidad y por lo tanto hacia democracia, para la CuartaT no es un legado, mucho menos es garante. Ejemplos hay muchos.