El sueño romántico de Corral -Quiere la silla presidencial por MC -Va con AMLO por lana -Loera y su impugnación

0
979

NO SE TRATA de hacerle al adivino,  pero finalmente el gobernador Javier Corral, confirmó la hipótesis que en sus variables comentamos en este espacio.

Tiene un fuerte vínculo por Movimiento Ciudadano, lo que  ciertamente también se sabía y pues para eso le invirtió.

Ahora reconoce que le ofrecieron ser candidato a diputado federal y hasta a la presidencia de la república.

- Publicidad -

Así lo diseño hace cinco años; llegar a la candidatura de la presidencia de la república,  antes conquistar la presidencia nacional del PAN.

Esa era la idea y en el fondo ser el mecías norteño redentor, que salvaría al país de las garras de populismo de López Obrador.

En aquellos años con toda la fuerza electoral que le regaló el duartismo, suponemos que existía viabilidad y que el PAN sería su plataforma política de lanzamiento.

El pero es que, hoy su proyecto ha fracasado al igual al igual que su administración. El gobernador peor calificado en el país; alcanza sólo un tres en las califas.

Corral decíamos ayer, tiene un pie fuera del PAN y en otro en Movimiento Ciudadano.

No sería por lo tanto ilógico que continuará con su proyecto personal de buscar la presidencia de la república, pero lo que sí queda claro, es que no será por Acción Nacional.

Pero si así fuera, la condicionante inicial es que debe salir pulcro de la administración actual, cosa que dudamos. Aún le quedan 80 días para ser precisos.

POR CIERTO que Corral estará en la Ciudad de México en nueve días en entrevista con el presidente Andrés Manuel López Obrador y no la próxima semana como se había dicho.

Corral debería llevarse un disco duro por lo menos de tera, para darle a conocer al presidente, el abandono en el que ambos tienen a la entidad y la problemática en el norteño teruño.

No sabemos cuál sería la jerarquía en la percepción social, pero le adelantamos que se requiere que la Federación le entre a los temas de la inseguridad y violencia.

A la construcción de obras de infraestructura, a los problemas de salud con o sin pandemia, al desabasto de agua y ahora hasta a los incendios forestales.

Desde luego a la reactivación económica, y el restablecimiento de los fondos metropolitanos, mineros y pueblos mágicos en donde se afectó a 27 municipios de la entidad en nombre de “la anticorrupción”.

Y finalmente el fondo de desastres que hoy tanto se requiere por la sequía por la cruel sequía y los voraces incendios.

Son temas como dicen los diputados, de urgente atención y resolución, pero no estarán en la agenda de Corral con AMLO.

Lo de Corral es la lana; el planteamiento central son los mil millones que requiere para sobrevivir hasta septiembre.

Lo demás puede esperar; nada nuevo, Chihuahua ya esperó casi cinco años; unos semanas más ya como quiera.

FINALMENTE el candidato de Morena, PT y Nueva Alianza, presentó ante los órganos electoral una impugnación en donde de entrada, señala que es el ganador y por lo tanto el próximo gobernador.

Loera sigue obcecado en el triunfo, tal vez, mal asesorado o haciéndole al Miky para justificar la derrota.

El Recurso interpuesto es muy pobre en la litis pues ya ni siquiera es por el supuesto que la candidata Campos, se hay excedido en los gastos de campaña, como lo advirtió a principios de semana.

Ya le dijeron que por ahí no va la cosa, pues para derrumbar una elección bajo ese argumento, primero se requiere comprobarlo, luego que la diferencia entre las votaciones no supere el cinco por ciento, cuando esa diferencia ronda el 40 por ciento.

La litis enunciada por Loera y su equipo va en tres sentidos: El cómputo de la elección, la validación y entrega de la constancia de mayoría.

La pregunta de fondo es qué está impugnado en contra de la gobernadora electa, cuando las tres vertientes, el cómputo, la validación y la entrega de la constancia le corresponde al Instituto Estatal Electoral.

Por lo tanto, cuál sería la responsabilidad de Maru Campos en los señalamientos del recurso de Loera de la Rosa.

La impugnación seguramente transitará del IEE al Tribunal Estatal e incluso al Tribunal Federal Electoral con sede en Guadalajara. En las tres instancias si es que llega, lo van a batear.

Juan Carlos no debe justificar su derrota y por el contrario entender que la mayoría de los ciudadanos votaron por otra opción. Tumbar una elección y repetirla significarían menos votos para Morena y Juan Carlos. Eso sólo lo podría hacer ya saben quién ya dijo que no.

Menos cuando el presidente nacional de Morena, Mario Delgado reconoció la derrota y el dueño del partido, el triunfo de la panista Campos Galván. Ni más ni menos.