Maru va por Juárez -Desafía a Corral, en su casa -La vanidad del cirujano -Otros 15 días de risa y muertos…

0
673

HABRÁ quien festeje o reprueba la decisión que hasta hoy ha tomado la gobernadora electa, María Eugenia Campos Galván, de tomar su protesta en Ciudad Juárez y no en la capital, como se ha hecho históricamente.

Hay juicios que se pueden hacer ante la inédita circunstancia que se convertirá en histórica, por ser la primera mujer gobernadora y asumir en Ciudad Juárez, son muchos pero al final el mensaje es político.

Campos Galván va a la conquista de Ciudad Juárez, un municipio que representa el bastión morenista. Pero es también la segunda patria del gobernador Javier Corral a quien seguramente y sólo por hecho, ya le provoca erupciones en la piel.

- Publicidad -

Ciudad Juárez es el primer motor económico de la entidad y requiere no sólo la deferencia de asumir la gubernatura en ese territorio, sino el compromiso de regresarle en infraestructura, servicios y tranquilidad, la gran aportación de hace los juarenses a la entidad.

Asumir en la frontera requiere también que el Congreso del Estado le conceda la declaratoria de recinto oficial a Juárez y concretamente a lo que se conoce como la Plaza de la X, para realizar la sesión solemne.

Hasta a allá se trasladarán el resto de los poderes, el estrenado gabinete y de pasada muchos de los alcaldes aún en calidad de electos.

No hacerlo en la capital, alguien pensara que es una agravio o por lo menos una descortesía. En realidad fuera de los regionalismos entre chihuahitas y juaritos, nada pasará, lo que se requiere es finalmente trabajo, ese que mata grillas.

Por lo pronto la gobernadora electa, ofrece muestras de que las cosas serán diferentes, la esperanza es que sea para bien de Chihuahua.

AHORA Sí que por andar de vanidoso en buen lío se metió el médico cirujano plástico, Rogelio Reza Gallegos, hermano de  Rocío, presidenta estatal del PAN.

El cirujano y su hermana presumieron el redes sociales ser quienes “ayudaron a perfeccionar la belleza”, de chihuahuense Andrea Meza, actual Miss Universo.

Presumir una acción médica de este tipo, podría no tener consecuencias de tipo legal por las laxas leyes mexicanos que se supone protegen los datos personales y los sensibles. Habría que ver qué acuerdo existe, si lo hay, entre el paciente y su médico, pues de entrada, no se trata de un exitoso trasplante de riñón realizado por una institución pública.

No se conoce cual vaya a ser la reacción de la considerada mujer más bella del mundo, pero lo que si es un hecho es que, el médico ha faltado por lo menos a la ética al hacer tales revelaciones.

En Europa, para ser concretos en España, una revelación de este tipo puede llevar a un médico, hasta la cárcel e indemnización de varios millones de euros; los casos están documentados. El problemín es que haya nos llevar unos 50 años en materia de protección de datos personales, o  los que aquí conocemos como ARCO, los sensibles, pues.

El certamen Miss Universo, ni otros similares, prohíben que sus participantes se practiquen cirugías estéticas, por lo que en ese sentido la corona seguirá siendo de Adrea.

Por lo tanto, pena ajena para el médico cirujano plástico y para su hermana; colgarse de la fama, se vale,  ajena nunca será recomendable.

YA MAS bien parece un estira y afloja sin ningún sentido el color  de la pandemia covidezca. Hace 15 días se dijo que el estado de Chihuahua estaría en color verde en el semáforo de la pandemia a partir del próximo lunes, y ahora repetirán la fórmula con otra quincena.

Significa por lo tanto que la entidad permanecerá en amarillo, aunque por la movilidad social que se registra, en realidad es un verde limón.

Una quincena más en amarillo, mientras se pre-anuncia la apertura de la frontera por parte de los Estados Unidos a partir del día 22 de este mes, o sea, en una semana, lo que se ve muy distante, mientras Chihuahua no esté en verde.

En los Estados Unidos por ahora, están en una lucha férrea en contra de lo que llaman la otra pandemia, en referencia a que varios millones de ciudadanos norteamericanos se resisten o rechazan las vacunas. Así de simple, las fronteras con el vecino país del norte en sus todas sus políticas internaciones, poco le hemos importado (como país).