Un irresponsable atardecer -$16 pesos por criatura -La UACH en la gueva -Tere Covid, aferrada

0
649

SEGÚN las cifras oficiales del Gobierno del Estado destinará 12 millones de pesos en insumos o artículos de limpieza para el regreso presencial seguro de los escolapios, cantidad que no logrará impactar de manera positiva y en donde los padres de familias acabarán siendo los paganos del decreto no escrito de Corral.

Se trata de doce millones de pesos que tendrán que ser distribuidos en más de cinco mil centros escolares del sistema básico en la entidad, lo que significa que a cada escuela se le entregarán dos mil pesos.

Por lo tanto distribuido de otra manera, a cada uno de los 730 mil estudiantes, les corresponderían 16 pesos,  para comprarse un frasco de gel de 200 milímetros, suficiente, tal vez, para una quincena.

- Publicidad -

El gran apoyo del Estado, está diseñado para todo el ciclo escolar, denota que hay mala fe del gobernador Corral, al mandar a los niños a clases, cuando estaría a una semana de dejar el gobierno.

Eso se denomina como una mala planeación o de plano un irresponsable retorno a clases, en donde evidentemente, se pondrá en riesgo a niños, adolescentes, maestros y padres de familia. Y lo peor, todo con cargo a la próxima administración estatal.

Un tarro de gel ni para el arranque. Serán por lo tanto los maestros y padres de familia quienes acaben aportando detergente, desinfectantes, gel y los instrumentos de limpieza que se requieren. Si es que la gobernadora electa, Maru Campos sigue en la misma imposición.

POR lo pronto  la Universidad Autónoma de Chihuahua ya anunció que el regreso presencial será hasta el próximo año, pese a que tiene mejores condiciones en sus edificios, los maestros ya están vacunados y un buen porcentaje de los alumnos.

La rectoría de la UACH no encuentra ventaja, en un regreso en los sistemas semestrales  o tetramestrales que están truncos o que empezaron de manera virtual.

El arranque sería por lo tanto en enero, para correr el ciclo lo de manera normal, en donde la normalidad es sólo un decir, se trata de la nueva realidad.

En el sistema de los colegios de bachilleres, persiste la incertidumbre, luego del aferramiento de la directora general, Tersa Ortuño Gurza, para que todo el personal esté en los planteles y dirección central, incluyendo a los docentes, sin hacer nada.

El acuerdo más reciente es que el sistema Bachilleres otorgará un día a cada grado, ya cada grupo. Es decir estarán los maestros todos los días para atender de lunes a viernes a todo el alumnado.

Los cómos, nadie lo sabe. Tere dice igual que su patrón, que hay se ven. Ella y su patrón, el gobernador ya se van. Otro péndulo para el nuevo gobierno.

Tere y sus ocurrencias, generaron más de 200 contagios en el personal y derivado de los mismo 14 fallecimientos.