La desvergüenza de Corral -Se agandalló hasta el dinero de Maru -Regresan constancia a Castrejón y Sánchez -Se van los zoom-diputados

0
663

IMPÚDICO, debe ser un buen epíteto para describir el razonamiento que hace el gobernador Corral, cuando acepta que se gastó un adelanto de participaciones federales por mil 800 millones de pesos, que le correspondía ejercer al nuevo gobierno.

Salió con un gabazo de caña masticado y la graciazada de que “así le hacen todos los gobiernos”. Parecería y más lo demuestra en los hechos, que salió más avispado que el ex gobernador César Duarte.

Por lo menos el otro, corrupto o no, eso le corresponde sentenciarlo a un juez, dejó para nómina y hasta una buena caja chica.

- Publicidad -

Corral deja un adeudo de 64 millones 500 mil pesos, cuando en números cerrados cuando la deuda en 2016, al inicio de su gobierno, estaba en 53 mil 500 millones de pesos.

Es decir, un aumento en la deuda pública de 11 mil millones de pesos y seguramente irá en aumento, entre más le rascan los especialistas en finanzas del equipo de transición, más boquetes encuentran.

No obstante el colmo del cinismo es que, del adelantó tres mil 700 millones de pesos que le otorgó la Federación a Corral, se gastó mil 800 millones que sería ejercidos entre septiembre diciembre.

Eso se llama no tener… vergüenza, más cuando la rendición de cuentas, la transparencia y la anticorrupción eran su “devoción”; terminaron sólo en parlanchanderías.

No le interesó ni el salario de maestros, ni de médicos, los técnicos, menos de los policías y el resto de los servidores públicos; como malévolo packman devoró todo.

¿Dónde están o dónde quedaron los presupuestos superiores a los 70 mil millones de pesos que cada año le corresponden a Chihuahua?, no sabe; parte es nómina desde luego y el resto, esperemos que no esté por ahí distribuido en cuentas bancarias.

A Corral le quedan seis días de (des) poder; el nuevo amanecer, nos depara un terrorífico anochecer.

EN POLÍTICA no se gana ni se pierde todo y menos en los tribunales (electorales), en donde entre la jurisprudencia y los criterios de los juzgadores se presentan las variables que impactan en las fórmulas y en los resultados.

Ayer la sala regional del Poder Federal Electoral con sede en Guadalajara, literalmente canceló los criterios de distribución de las diputaciones plurinominales realizadas por el Tribunal Estatal Electoral quien a su vez, había bateado al Instituto Estatal Electoral.

Se imponen por lo tanto la resolución del Tribunal Federal Electoral, quien concede la razón al IEE y exhibe al TEE.

El argumento central de la resolución federal es que, en la distribución de las diputaciones, es que se debe ponderar el listado que entregan los partidos políticos antes de la elección, para dar paso a la autodeterminación de los partidos, sin violentar la paridad de género, pero sin anteponer un derecho sobre otro.

Dicho de otra manera, se prioriza la lista partidista, siempre acorde a la votación total estatal de cada uno de los partidos y luego se le da paso al género. De ahí se van embonando entre mejores perdedores y el género (hombre o mujer).

La restitución del dictamen del Instituto Estatal Electoral, sube de nueva cuenta a en calidad de diputados electos a Francisco Sánchez de Movimiento Ciudadano quien además, será el coordinador de la fracción, de hecho ya estaba designado.

Se le entrega de nueva cuenta la constancia al morenista Oscar Castrejón; él y Sánchez iban en el primer lugar de la lista de partido y el efecto resolutivo atrae a Ivonne Salazar del PRI.

Este día a las 11 de la mañana se integran a la nuevo Congreso en la torre Legislativa.

POR cierto que los aún diputados locales de plano ya les gusto realizar las sesiones virtuales. De hecho en este año sólo realizar cuatro presenciales y siguen vía zoom.

De por si el trabajo y la asistencia les sacan ronchas, ahora con la supuesta justificación de la pandemia, ya ni se molestan en presentarse, por cierto las dietas por viáticos, no las perdonan ni por la contingencia de salud.

Cosas de la ironía, los niños en clases presenciales en las escuelas y los señores diputados desde la comodidad de su casa.

Resulta increíble que la torre Legislativa continúa prácticamente cerrada al público mientras los plantes escolares están abiertos, con niños y adolescente obligados por decreto a asistir.

Ojalá y que la nueva legislatura llegue con ánimos reforzados y abran las puertas de la sede de la representación del pueblo, a donde el pueblo no puede ingresar, ni en aforo controlado.