Boquete de 300 polis en la municipal -El EPE casi desmantelado -Se van de escoltas; otros a Puebla -Nachito llega al Congreso

0
771

 UNA de las primeras tareas que tendrá que asumir el nuevo presidente municipal de la capital, Marco Bonilla Mendoza, es cubrir el boquete de casi 300 agentes de la Dirección de Seguridad que estarán en nuevos encargos.

La cifra incluye al grupo de reacción rápida Equipo de Proyectos Especiales, en donde la mayoría de sus integrantes estarán en otras funciones.

Unos 200 agentes de diferentes grupos y niveles, incluyendo mandos, se integrarán como escoltas de María Eugenia Campos Galván a partir de la próxima semana, cuando asuma como gobernadora constitucional.

- Publicidad -

El número incluye a otros funcionarios estatales que requerirán de este servicio de protección y desde luego al propio alcalde para la seguridad personal, más los servidores públicos a quienes se les vaya asignar guardaespaldas.

ADEMÁS se restarán un grupo importante de agentes municipales y algunos mandos que se irán a laborar al municipio de Puebla a donde se trasladará el director de policía municipal de la capital, Gilberto Loya, una vez que concluya la presente la administración.

De acuerdo con la información oficial y con los estándares internacionales, el Municipio de Chihuahua tiene de por si un déficit de casi un 40 por ciento de agentes municipales; la salida de 300 lo va a incrementar, recuperar las ausencias no será cosa fácil.

La preparación de policías de academia, mecanismo por el cual ahora se recluta, requiere de por lo menos seis meses.

Se tiene que considerar también que la demanda para colocarse como agente de la policía municipal, es muy baja, más en tiempos de violencia, como los que ahora se padece en la capital y en casi todos los municipios de la entidad.

EN CONCENSO o no entre los grupos parlamentarios del Congreso del Estado, ya se dieron dos definiciones en las áreas sustantivas, que por lo general corresponden al grupo mayoritario.

A la secretaría administrativa llega Jesús Ignacio Rodríguez Bejarano, contador público de profesión, especialista en fiscalización y administración, con una amplia carrera en el servicio pública y la academia.

Pareciera que ahora sí a Nachito le reintegran la justicia que el nuevo amanecer le arrebató, cuando el Congreso lo designó como auditor superior del Estado y luego Javier Corral lo bajó. Ahora ocupara la posición que tenía el deliciense Jorge Issa González.

En la Secretaría de Asuntos Legislativos y Jurídicos llega Everardo Rojas Soriano, para sustituir a  Luis Enrique Acosta Torres.

El nuevo directivo fue regidor en Uruapan, Michoacán, se desempeñó como Subdirector de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Durante la reforma electoral de 2014 participó el Senado de la República en la redacción de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, Ley General de Partidos Políticos y Ley General de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Las designaciones están confirmadas como un hecho, es espera de que públicamente se oficialicen.