¿Logrará María Eugenia Campos el apoyo de AMLO, para Chihuahua?

0
319

Por Carlos JARAMILLO VELA

CHIHUAHUA CHIH.- Los tres temas más complejos para la administración de la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, son la inseguridad, el rezago en salud y la insuficiencia financiera.

Estos renglones del quehacer público representan el mayor reto y la dificultad a vencer para el gobierno que recientemente ha dado inicio bajo la conducción de la primera mujer gobernadora en la historia de este estado.

- Publicidad -

Las expresiones de Campos en ese sentido han sido claridosas, pues incluso un día antes de tomar posesión del cargo no solo reconoció el carácter prioritario que tales asuntos tienen en la agenda pública, sino que además se quejó del desorden que en esos aspectos le dejó su ahora antecesor, el exgobernador Javier Corral Jurado.

“No tienen madre, literal, ni tuvieron madre, ni tendrán, es una vergüenza lo que hicieron con las finanzas del Estado”, dijo en una entrevista radiofónica la hoy gobernadora.

La ciudadanía observará el desempeño que el nuevo equipo de gobierno haya de tener en estas asignaturas pendientes, cuya problemática para nadie es un secreto, y que la misma titular del Poder Ejecutivo local ha definido como unos de los asuntos torales de su ejercicio público. De los frutos que se obtengan en la atención a estas encomiendas dependerá la evaluación que la sociedad chihuahuense haga de la mandataria y su equipo de trabajo.

Son verdaderas las expectativas que existen para Chihuahua,sobre un cambio de rumbo en las materias señaladas, sin embargo, igualmente real resulta la incertidumbre existente respecto al eventual apoyo y colaboración que María Eugenia Campos pueda recibir del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las suspicacias en torno a la postura presidencial sobre la agenda de la gobernadora de Chihuahua tienen fundamento, pues desde su arribo al Palacio Nacional, López Obrador no solo ha mantenido abierto un frente de beligerancia y confrontación con diversos actores políticos emanados del PAN y otros partidos grandes, sino que además ha sido evidente la actitud de desinterés y negligencia mostrada por el presidente en relación a la ingente atención que los estados del país reclaman en lo relativo a seguridad, salud y ayuda financiera.

¿Estará dispuesto el presidente Andrés Manuel López Obrador a brindar a María Eugenia Campos y Chihuahua la ayuda necesaria?. No lo sabemos; por lo pronto concedámosle el beneficio de la duda.