Más sufrimiento para Valles + tres -4T, el corazón para malandros -La maldición del maldito -El mutis deL Fiscalía

0
137

EL PRÓXIMO nueve de noviembre se realizará la audiencia del productor lechero de Delicias, Andrés Valles Valles, si es que ni se pospone nuevamente como sucedió ayer, cuando ya supera los tres meses de detenido.

Valles defensor del agua de los chihuahuenses en la región centro sur, fue detenido bajo las acusaciones de daño en propiedad ajena y ni más ni menos,  por sedición, algo así como si se hubiera levantado en armas en contra del Gobierno.

En la audiencia de amparo, se busca que el productor, lleve en casa su proceso, es decir, que se le modifique  la medida cautelar de prisión preventiva, lo que se ve difícil por la gravedad de las acusaciones.

- Publicidad -

Diríamos que resulta increíble, pero es una realidad. El Gobierno Federal mantiene preso Valles como si fuera guerrillero y a otros tres campesinos acusados de terrorismo, todo por oponerse al saqueo del agua de las presas.

Mientras que para auténticos delincuentes, la CuartaT les cobija entre besos, abrazos y hasta les concede la categoría de Testigos Protegidos.

No hay duda que el derecho opera favor de los pudientes, mientras que la justicia se les niega a los jodidos, así se dice entre en el vulgo.

Por cierto que, la audiencia de Valles coincide en fecha con la visita del presidente López Obrador a la ONU, en donde entonará el cántico de la anticorrupción, la del pasado por supuesto y la justicia que para nuestro tema, la siguen esperando los productores del centro sur.

AHORA resulta que el exvocero de exgobernador Javier Corral, es una perita en dulce, se da se da el lujo de hasta calificarlo como hijo de P… Cuando, vaya que hicieron muchos y fructíferos negocios juntos.

Se trata de Antonio Pinedo Cornejo, compadre y socio de Corral (antes de que llegaran al gobierno estatal), quien está en calidad de prófugo de la Justicia por peculado de 6.5 millones de pesos, cuando era titular de Comunicación Social. Se despachó con la cuchará grande.

En una entrevista difundida por el portal noticioso Tal Cual de Ciudad Juárez, Pinedo se dice víctima de Corral  y deja entrever que el exgobernador está afectado en su salud mental, lo que no se duda, en todo caso lo sospechoso es que no se haya dado cuenta luego de casi cuarenta años de ser los mejores amigos.

El caso es que Pinedo Cornejo, se cree moneda de cambio, cuando afirma que Corral buscaba  encarcelar a Maru Campos y entregar a uno de los suyos, en un afán de demostrar que la justicia es ciega y equitativa.

No se conoce desde qué lugar del mundo se concedió la entrevista, aunque la lada internacional apunta hacia El Paso, Texas.

El vocero Pinedo logró evadir la justicia chihuahuense con base a  amparos y hasta pitazos que le llegaron de la Fiscalía de Peniche.

Ahora se da un balazo en cada pie. Tiene la posibilidad de presentarse a la justicia para demostrar que no cometió ningún ilícito y que era una monedita de cambio, cosa que en el anticipo no va a suceder.

EN EL ENFRENTAMIENTO (o no) de grupos antagónicos crimen organizado del fin de semana en Guadalupe y Calvo en el que se supone murieron 20 personas hay dos versiones.

La de los vecinos que presenciaron, escucharon y grabaron el enfrentamiento y la de la Fiscalía General del Estado, que niega el hecho y que después de cuatro días anda buscando los cadáveres.

La Fiscalía acepta que se presentó un hecho violento con resultado de dos personas muertas, pero  un “tapón”, entre grupos del crimen organizado con el número descrito por los habitantes del serrano Municipio.

Los vecinos publicaron en redes sociales digitales, audios, textos y hasta videos de lo ocurrido.

No obstante la Fiscalía no lo reconoce, por no decir que los niega e incluso desde dentro se informa que los videos de enfrentamientos son pasados, pero no se dice en el oficialismo, fecha, lugar y hora, en donde se sustente que se trata de eventualidades sucedidas.

Una Fiscalía lejos de la realidad de lo que está ocurriendo en la región de Guadalupe y Calvo, lo que demuestra, un mal presagio de inicio de administración y a un fiscal que al viejo estilo se cobija en el mutis.