Corral de wevón al más corrupto -¿Maru duartista o coincidencias? -Javi pegado a la tele -Amlo deja sólo a Cruz

0
273

NO ES poca cosa las nuevas afirmaciones hechas por la gobernadora del estado, María Eugenia Campos Galván, sobre el exgobernador Javier Corral Jurado, de quien espeta que es el mandatario peor calificado y el más corrupto del país.

El dicho no va más allá cuando afirma o reconfirma que Corral desmanteló las corporaciones policías y que lo único que privilegio son las herramientas tecnológicas pero para su uso en espionaje y persecución en contra de sus detractores.

Muchos señalamientos, con equivalencia de gravedad, las que necesariamente deberá de tener un seguimiento de carácter legal procesal, sino de nuevo se repetirían las historias del corralato en la fallida Operación Justicia para Chihuahua, que al final de quinquenio quedó en la nada.

- Publicidad -

Las afirmaciones de la gobernadora, vienen en acompañamiento o como reacción a una carta publicada, atribuida exgobernador César Duarte, en donde señala que las confesiones del juez Samuel Uriel Mendoza en donde dice que recibió presiones de Corral para vincular a proceso a la ahora gobernadora,  son pacata minuta, es decir, cosas de niños.

El comunicado de Duarte, afirma de que el juez en mención, no fue el único que actuó por consigna, fueron decenas y llevaron cientos de carpetas procesales, en donde se actuó de entrada con dolo, derivado de las órdenes de Corral.

La intromisión en otro poder será cosa de la Judicatura del Superior Tribunal de Justicia y del agraviado poder Ejecutivo, sin dejar de lado la opinión del Legislativo.

Pero en apariencia lo más grave, es la narrativa escrita de Duarte cuando afirma que Corral desmanteló las corporaciones policiacas a su mando, para dar para a las actividades del crimen organizados (sin especificar a cuál grupo favoreció), no lo especifica el documento ni lo dicen los abogados.

Por alguna razón hay coincidencias temáticas entre la gobernadora y Duarte; suponemos que sólo son circunstanciales.

A apuesta de la sociedad es que no se trate de una guerra de dimes y diretes, en donde se imponen las emociones.

Se requieren hechos. Denuncias concretas. Que paguen, los culpables y que el dinero que se robó a los chihuahuenses sea repuesto.

Pues es muy fácil señalar corrupción como se hace desde la mañanera, desde Palacio de Gobierno, pero la verdad, como reflejo de la realidad nada ocurre, nada acontece, parecería que se trata de una campaña política en donde todo se promete y nada se cumple.

DESDE temprano y escuchado la Mañanera de López Obrador en tempranero regreso después de una semana de Covid.2. Corral se mantuvo inamovible y en espera del anuncio esperado pero no llegó.

El exmandatario calificado en chihuahua como el peor y el más wevón; bueno también de corrupto pero eso hay que probarlo, se mantuvo como el sábado pasado, pegado a la pantalla inteligente de su estancia, jalándose los bigotes y el cabelló, en espera de que el club Bravos de fútbol, le empatara o ganará a Cruz Azul.

Sabe que el empate de visita en el Estadio Azteca; podría feliz a la propietaria del club fronterizo, Alejandra de la Vega y sería buen pretexto para llamarla, aunque no necesita pretexto, pero en la hipótesis, eso lo justificaría ante su esposa.

Los Bravos perdieron contra La Máquina y Corral se quedó esperando como en la Mañanera. No apareció el canciller Marcelo Ebrad, como tampoco las designaciones y nombres de los nuevos diplomáticos en donde saldría el nombre del golfista Javier Corral.

Ebrad no lo anunció para ayer lunes, como tampoco el empate de Los Bravos de Juárez de Alejandra, a quien le prometió un gran estadio mejor que el Corona de Torreón; ya sabemos que no cumple. Es el estilo.

Pero en el tema diplomático, Javy tendrá que esperar, el debe de conocer que el presidente como dice una cosa, dice otra.

Queda claro que en la avalancha que ya está presente Chihuahua y se va convertir en bola de nieve, a Corral le urge salir del país, pero con inmunidad diplomática.

Más cuando la gobernadora Campos lo ha tachado como el exgobernador más corrupto de México. Ojala y no se trate al final besos y abrazos.

EN TEMAS de inseguridad el parte policiaco es de terror. Los atentados del jueves en la fronteriza Ciudad Juárez se prologaron hasta el viernes, sábado y domingo.

No hay cohesión entre las corporaciones, parecía que el tema de la coordinación seguirá en el limbo y nadie le quiere entrar, mientras cientos de juarenses prefieren confinarse y abandonar las calles y no es por la terrorífica pandemia.

Se entiende y no es para menos; el parte dice que hay ocho viviendas calcinadas, tres camiones del transporte público, cinco vehículos particulares; un Oxxo en explosión y la vieja subestación policiaca desparecida.

Ese es el reporte del jueves pasado, el viernes otros tres vehículos incinerados al igual que otra vivienda.

No sabemos cuando terminará la historia de terror en la frontera; el fin de semana dos cuerpos fueron lanzados desmabrados y otro calcinado en el interior de un automotor.

Demasiada y extrema violencia, mensajes muchos. La paz y la armonía está muy lejana como sucedió durante el gobierno de Felipe Calderón. Todos Por Juárez.

Puros slogan; el nuevo es Juntos por Juárez; muy romántico pero inservible.