Crisis de violencia sin precedente en México  

0
120
  • Más de 106 mil asesinatos en 35 meses
  • Chihuahua, quinto lugar nacional
  • De nuevo “focos rojos” en Ciudad Juárez

 

Por: José Luis JÁQUEZ BALDERRAMA

CHIHUAHUA CHIH.- La política de seguridad en México no ha dado resultados positivos en los últimos quince años. Tan sólo en 2021 hubo más de 33 mil asesinatos, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, aunque defensores de los derechos humanos afirman que es mayor el número de ejecuciones.

- Publicidad -

Los datos sobre la crisis de violencia son contundentes. En los primeros 36 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han registrado más de 106 mil muertes violentas.

En el mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto hubo 631,877 asesinatos; con Felipe Calderón 41,375 casos. En el gobierno de Vicente Fox fueron asesinadas 41,431 personas; con Ernesto Zedillo,43,645 y con Carlos Salinas de Gortari, 28,212. Esto de acuerdo a Infobae, empresa investigadora de medios.

Lejos de revertir la violencia y la impunidad

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, de Ciudad Juárez, asegura que el 2021 cerró con más de 35,000 homicidios, lo que indica que la violencia se mantiene a niveles muy altos.

Para dicha organización, el actual gobierno federal no puede asegurar que las desapariciones y la violencia son una “herencia del pasado, por el contrario, son una herida del presente” con más de 20,000 desaparecidos en lo que va de esta administración.

Por su lado, México Evalúa, en su informe sobre la impunidad, asegura que 94.8 % de los casos denunciados quedan impunes como resultado de “un sistema que no cuenta con herramientas de priorización ni capacidades suficientes”.

La Comisión Nacional de Búsqueda afirma que México acumula desde 1964 más de 95,000 personas desaparecidas y no localizadas, la mayoría desde que el Estado “declaró la guerra” a los cárteles de las drogas en 2006. Y la “guerra” está muy lejos de ganarse.

Fue el 11 de diciembre de 2006, cuando el gobierno mexicano anunció el comienzo de la “guerra contra el crimen organizado”.

El 7 de abril de 2010, luego de tres visitas a Ciudad Juárez, Felipe Calderón puso en marcha el llamado “Operativo Conjunto”, con más de ocho mil elementos del Ejército y de la Policía Federal. En tres años se habían registrado más de 16 mil asesinatos.

Para la atención de la frontera se dispuso de 412 carros de radiopatrulla, 8 vehículos blindados, 90 motocicletas y 4 aeronaves. Pero los resultados fueron negativos.

Juárez fue considerada en aquellos años (del 2008 al 2010) la ciudad más peligrosa de México, como ocurre actualmente (primer lugar es Tijuana), esto lo demuestran las estadísticas de muertes violentas y los actos de terror registrados los días 13 y 14 de enero del presente año. De nuevo se prendieron los “focos rojos”.

Durante el año 2021 nuestro estado se ubicó en el quinto lugar nacional con más ejecuciones, al llegar a los 2 mil 428 homicidios, de acuerdo a la información de la Secretaría de Seguridad Pública.

La entidad con más muertes violentas fue Guanajuato, con tres mil 516 casos; le sigue Baja California con tres mil 014 asesinatos; Michoacán con dos mil 732; el Estado de México, 2 mil 648, y luego Chihuahua y Jalisco. Estos seis estados acumulan el 50% de las ejecuciones.

Ante el aumento de violencia llegaron a Chihuahua dos mil 659 elementos de la Guardia Nacional para vigilar las zonas con más incidencia delictiva y detener a los capos de la droga. Algo parecido a lo que pretendió hacer el gobierno de Calderón.

Ante esta terrible situación, urge la necesidad de impulsar una verdadera política de seguridad que rompa con la inercia de los últimos 15 años. Además acabar de tajo con la corrupción y la impunidad. Problemas endémicos de México.

Nos pueden seguir: [email protected] [email protected]

Antena Radio 102.5 FM, de lunes a viernes de 5 a 6 de la tarde