Maru celebra manotazo vs el PAN -Y el izquierdazo cuándo -Corral viene o van por él – El pueblo ya no cuida a AMLO

0
175

TIENE razón la gobernadora María Eugenia Campos Galván, cuando señala que el millonario desvió del Congreso del Estado y la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, es un manotazo, para los funcionarios panistas quienes su mayoría laboraron en la administración de Javier Corral Jurado.

Dice la gobernadora que son parte de la antítesis del bien común, valores y honestidad. Ese si es un trancazo seco, que debe cimbrar al panismo estatal, sobre todo por quien lo dice.

Desde luego que, se entiende que el mensaje de la gobernadora, va más allá del señalamiento público a nivel de advertencia y como error para aprender o corregir.

- Publicidad -

El chispazo va directo al exgobernador Corral, pues se quiera o no, todos fueron o son funcionarios, aún nos del Congreso estatal los que impuso, sin tener el perfil adecuado y violentado la Ley Orgánica de ese poder, al colocar al médico Jorge Issa, Secretario Administrativo.

La cloaca de la Junta de Agua y los desfalcos de cuentas oficiales y recursos particulares de funcionarios de esa dependencia (ex) legisladores y empresarios, se destapó por parte de la Auditoria Superior del Estado, en donde el titular Héctor Acosta, intentó vender la información como una tanda entre vecinos, cuando el boquete es enorme.

Ahora la bola de nieve decíamos pega hasta algunos de los proveedores de la Junta de Agua desde dónde hubo aportaciones millonarios. Para qué y a cambio de que, es chamba de las Fiscalías.

La cantidad desviada, perdida o dispersada probablemente entre particulares, funcionarios públicos de alto nivel o inyectados a la Financiera Aras, que se estaba en alrededor de los cinco millones de pesos, se ha triplicado y ahora supera los 16 millones. La bola de nieve seguirá creciendo.

Por desgracia manejo de la Estafa Diamante chihuahuita, está superando lo inimaginable en donde ya hay una víctima moral como es el caso de René Villarreal Pérez.

La renuncia en septiembre de la víctima, la renuncia obligada de Roberto Lara Rocha de la Junta Central de Agua, quien además, fue su exjefe en la Junta Municipal en tiempo de de estos desvíos, pero también su mejor amigo.

Ahora se agrega otra renuncia, de Gilberto Baca Guardiola, jefe del área Comercial, la lista de renunciados seguirá creciendo y antes de que la firmen deben reportarse a la Fiscalía General por ahora a declarar.

Después, no sabemos cuándo, vendrán el deslinde de responsabilidades, por ahora son procesos son excesivamente lentos, igualitos que en el caso Aras, por el entramado de intereses macros y micros.

Como dijo la gobernadora es un guamazo para el panismo, el corrupto agregaríamos, pero falta también el manotazo de la propia gobernadora  para cumplir su promesa, una e las principales de poner orden de casa ahora que la habita y aunque sean de su propio partido.

POR CIERTO y casi en el mismo tema ayer se oficializó lo que ya le habíamos adelantado, sobre las carpetas de investigación en contra del exgobernador Javier Corral Jurado.

La propia gobernara Campos, informó sobre la existencia de expedientes a punto de judicializarse en contra de Corral  por los delitos de Peculado, violencia política y de género y fraude.

Las denuncias y acusaciones nos son delitos menores y tarde que temprano el exgobernador deberá estar o mínimo responder ante los tribunales que imparten justicia.

Ojalá que sea más temprano que tarde, pues lo hecho por Corral en contra del estado y los chihuahuenses, merece mínimamente  que comparezca y explique el daño, los desfalcos financieros y sus excesos.

Dice la gobernadora que “haber si  ahora sí da la cara”, pero no debe ser ni una propuesta y menos enunciado.

Si hay elementos probatorios, en contra de los delitos señalados por la jefa del Ejecutivo, que procesa, conforme a derecho y si hay para procesarlo y un juez o varios dicta alguna medida cautelar adelante, pues bien, sino no volveremos a una Operación Justicia fracasada como la del corralato.

DE ACUERDO a los cálculos de los periodistas no autorizados por el presidente López Obrador, desde la noche de jueves, Ciudad Juárez esta mas militarizado que la Casa Blanca de Obama, sin contar el avión presidencial.

Fuera del anunció de hace algunos semanas, en el sentido de que legarían dos mil 500 integrantes de la Guardia Nacional, lo que se duda, pues lo índices de violencia e inseguridad están en aumento, lo que nos reportan es increíble, cuatrocientos  efectivos del Ejército Nacional (y de la Marina) para dar protección al Presidente.

No se había visto desde los tiempos de Fox cuando visitó la sierra de Chihuahua y se quedó dormir,. Desde luego en el pasado y presente son 400 militares de élite; con especialidad en motines, defensa; francotiradores y con especialidad en dispersión de masa.

El Presidente está en su derecho y ahora sin decirlo y menos aceptado es protegido por el supuestamente disuelto Estado Mayor Presidencial.

Se acabaron los viejos y bofos dichos de que “el pueblo me cuida”; pues no parece porque al los cientos de militares hay que agregarle a los docenas de estatales, viales y de la Policía local de Pérez Cuéllar; ya vamos en dos mil para cuidarlo.

Qué necesidad de militarizar por lo tanto blindar Ciudad Juárez. Seguramente la CuartaT, dirá que hay que proteger la figura presidencial y es correcto.

Per entonces para que engañar al pueblo, con esos anuncios de que el pueblo me protege, por lo tanto, no se requiere de la asistencia militar, cuando todos sabemos que los militares se han convertido en los beneficiarios de la CuartaT y protectores de esta proclive dictadura.