AMLO en caída libre; lo desnudaron -Si Morena no se mueve, gana “el se va”- Vienen 2 renuncias por tranza -Se destapa Lily; promete cárcel

0
10469

La encuesta Nacional de Sobre Preferencias Electorales (ENSPE) del mes de febrero, del El Centro de Estudios de Políticas Públicas Iberoamericanas S.C. (CEPPI -Consultores), muestra interesantes resultados sobre el desempeño del presidente Andrés Manuel López Obrador y el desarrollo de su administración.

El levantamiento telefónico de la muestra nacional realizada entre el 14 y 16 de febrero, da cuenta que en general un 60 por ciento de los encuestados desaprueba el gobierno  de López Obrador mientras que un 40 lo aprueba.

En la pregunta de cómo, se considera que ahora estamos con relación al pasado; la respuesta general es 66.5 por ciento como peor; un 12.4 considera que igual y un 21.1 cree que mejor.

Los temas vinculados en la pregunta general son, cultura, programas sociales, deporte, educación, economía, salud, empleo y seguridad.

La respuesta resultó similar en todos con excepción de los programas sociales en donde en 45 por ciento considera que se ha mejora; un 22.5 que  continúa igual y 32.5 que está peor.

Con relación a la discusión que enfrenta con el periodista Carlos Loret de Mola el 77 por ciento le da la razón a Loret y sólo el 23 a AMLO.

Otra de los temas que aborda la encuestadora es “si tienes pensado acudir a votar en la Consulta de Revocación de Mandato”, en donde un 51.7 por ciento dijo que sí; el 32.5 no sabe y un 15.8 no lo sabe.

Finalmente se pregunta a quienes contestaron que si votarían por en La Consulta de Revocación, sobre su intención del voto el 64.1 por ciento dijo que la opción sería Revocarle el Mandato, mientras que 35.9 lo ratificaría.

Desde luego que, el levantamiento se presentó  en los días cuando se difundió la vida de lujos y aparente corrupción del hijo mayor del presidente Juan Ramón.

El caso de la casa gris, en donde vive Juan Ramón y su pareja es una mansión ubicada en Houston, propiedad de uno de los proveedores más importantes casualmente de Petróleos Mexicanos.

La revelación periodística, provocó la caída de ocho puntos en la popularidad de AMLO, señalado por otras casas encuestadora, debido a que se desnudaron las banderas presidenciales de corrupción y austeridad.

La muestra por supuesto es sólo un sondeo, el tema habrá otros factores que, modificaron los porcentajes expuestos, pues se espera la intervención de Morena y la movilización de la militancia.

DESDE Palacio de Gobierno corre la versión de que en esta semana, podría presentarse la renuncia de dos funcionarios por el caso del fondo millonario que se desvaneció entre el Congreso del Estado, en la pasada legislatura y la Junta Municipal de Aguas que dirigía el renunciado, Roberto Lara Rocha.

El fuego se reaviva luego de la reunión entre el actual director de la Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructura, Fernando Álvarez Monje y el secretario general de Gobierno, César Jáuregui Moreno.

Jáuregui dijo que  sólo se analizó la venta de las casas propiedad de Pensiones, pero el propio Álvarez Monje, lo desmintió cuando aceptó que la reunión fue para conocer qué pasó con los más de 16 millones de pesos, parte propiedad del erario público y de supuestos ahorradores.

Queda claro que ahora sí Álvarez Monje deberá de rendir cuentas, pues era el coordinador panista de la fracción mayoritaria en esa legislatura y decir que nada sabía, suena demasiado hueco cuando ni un cheque sale sin su visto bueno  y vaya que no se trató de una orden de burritos.

Del exsecretario de Administración, Jorge Luis Issa, mucho se ha dicho y a nadie le queda duda que será llamado a declarar, aunque por ahora no está en la función pública.

Otro candidato para dejar el cargo, aunque sea en aras de que las investigaciones se realicen sin contaminar, es Manuel Soledad Limas, quien fue el director administrativo de la legislatura en cuestión y ahora se desempeña con igual puesto, pero en la Sindicatura capitalina, por cierto con un salario integrado por casi 100 mil pesos al mes.

Por ahora son los nombres desde Palacio de Gobierno se han filtrado, aunque la propia Síndica del Ayuntamiento de Chihuahua, Olivia Franco, también podría ser llamad a declarar, no por proteger a Soledad Limas, sino porque, sino porque durante buen tiempo padecieron del mismo mal en la Secretaría de Administración del Congreso.

CONTAGIADA por Covid, pero con millones de seguidores, por lo menos en redes sociales digitales, de esos que hace mucho ruido y luego ni a votar acuden, la periodista Lily Téllez, se destapó como aspirante presidencial para el 2024.

Claro que está en su derecho y parece y aparece una buena opción en una confrontación política que podría ser entre damas, por decirlo contra Claudia Sheinbaum, la candidata hasta ahorita de López Obrador, pero ya sabemos que como el fracasado exgobernador Javier Corral, dependerá  de que mosca le pique al levantarse.

Téllez la senadora y exmorenista, puede y debe, es opción ante la carencia de los liderazgos nacionales que le puedan competir a la corrosiva CuartaT.

La periodista conoce la entrañas de Morena y no le parecieron al grado de renunciar a esta bancada y convertirse la piedra en zapato del presidente en en la roca petrificada en sus riñones.

La senadora quiere ver en la cárcel al “populista y dictador” y a “muchos de su gabinete”, sin caer en venganzas, pero impartiendo justicia.

Claro que la Téllez sabe de lo que habla; esperemos que ALMO no le vaya a congelar las sus cuentas bancarias y en alguna Mañanera exhiba sus percepciones en TV Azteca y como senadora y/o esta vendedora de Mary Kay.

Destape que parece anticipado, tal vez no tanto, veremos si AMLO con su mañanera que nos cuesta 10 millones al año la publicista y luego si se le acomodan los partidos de oposición. Eso se ve muy complicado porque hay maiceo, intereses lejanos a la sociedad y traiciones a la Patria como lo hacen recurrentemente el PT el antiVerde Ecologista y ojalá no el PRI.