Proselitismo descarado -Democracia a conveniencia -Más pus con Fierro -El Caballo al banquillo

0
162

DICEN que son integrantes de la agrupación política que Siga la Democracia, con López Obrador al frente, de lo contrario no existe la democracia, desde luego para la agrupación, el caso es que, ahora están en algunas plazas públicas de la entidad, pidiendo el voto para que el presidente continúe como tal.

Se trata de una agrupación que tiene origen en Ciudad Juárez y que dirigen Alejandro Pérez Cuéllar  (hermano del alcalde juarense), como coordinador municipal, así como Cuauhtémoc Gutiérrez y César Peña, además de José Luis Mercado.

Chairos de corazón y medios ninis, incluyendo el nuevo moreno hermano del presidente municipal, quienes le han movido bastante fuerte, en busca de que López Obrador siga al frente;  eso para ellos es democracia.

- Publicidad -

Parece que saben o no se han dicho, que nadie está pidiendo la revocación del mandato de AMLO y que los mexicanos lo eligieron por seis años. Para qué tanto brinco.

La agrupación por lo tanto, se presta o es parte de esta farsa publicitaria en donde sólo el propio presidente y su partido Morena, promueven esta consulta, sólo entendible mediáticamente, porque ni siquiera se trata de una legitimación o confirmación, cuando 30 millones de mexicanos le concedieron el voto.

Para que tanto ruido entonces, tal vez, los misiles con cualquier resultado, apuntarían a una supuesta ineficiencia del Instituto Nacional Electoral, para justificar su destrucción y así tener el control electoral del país como sucede en Venezuela, Cuba y Nicaragua. Así sí se entendería, aunque no se justifica.

Lo extraño de esta agrupación, con sus mesas representada en su mayoría por jóvenes, es que han dejado en el aire varias preguntas, pese a que muchas se le realizaron en la rueda de prensa que ofrecieron hace una días en Ciudad Juárez.

No aclaran el origen de los recursos para estas movilizaciones, distribución de propaganda, para la nómina, renta de oficina, vehículos y todo lo que representan estas acciones para que AMLO continúe.

Ni ellos lo saben, decir que no hay participación del dinero oficial y que se trata de apoyadores de la causa, suena muy hueco, como lo que hacía el hermano de ahora presidente en aquellos moches, que ahora resulta que eran contribuciones “voluntarias”.

Pero además, la agrupación está en pleno activismo político; muchos dicen que son servidores de la nación en nómina, cuando estamos en una veda casi electoral que obliga a los gobiernos a no hacer difusión de logros y alcances, en donde está muy penado, invitar o denostar el voto de la próxima consulta.

Morena o lo esta agrupación que al final del día es lo mismo, o el Gobierno Federal, se coloca el traje de caperucita rosa para que no se vean los colmillotes al viejo lobo de la escuela priísta.

Es muy probable que con un disfraz como ese, no sean sancionados y puedan realizar proselitismo a favor de AMLO, de manera abierta, sin pudor y hasta con recursos públicos.

Como dicen los españoles, vale… pero que no se  intente engañar a ciudadano con eso de que “para que siga la democracia”, cuando en el fondo es todo lo opuesto y se valida con este tipo de artimañas.

COMO SI no fueran suficientes las carpetas de investigación que trae encima el exrector Luis Fierro, ahora le agregaron dos más, por igual número de liquidaciones exprés que realizó a favor de su secretario particular y el privado.

Son dos de sus amigos del alma a quienes acomodó, proyectó y mantuvo con salarios por arriba del presidente de la república.

Se trata de ahora exsecretario particular a quien liquidaron con poco más de 164 mil pesos y 145 a Alán Rentería quien llevaba la agenda privada del rector en funciones.

El delito si es que se comprueba, es que ambos funcionarios no fueron despedidos y que el rector les pidió su renuncia, una semana antes de dejar la UACh, a cambio de las jugosas cantidades.

Que más haría el rector Fierro en esos 15 días de resistencia para entregar. Por ahora no se sabe, pero seguramente triquiñuelas muchas.

EN LA ÚLTIMA semana del naciente mes de marzo, el juez de la Corte Federal, con sede Las Cruces Nuevo México, concederá la primera audiencia al exalcalde de Parral y excandidato a gobernador, Alfredo Lozoya Santillán “El Caballo”.

Por ahora, Lozoya se encuentra en libertad bajo fianza, con el pago de 500 mil dólares. Permanece en una vivienda de su propiedad El Paso Texas, sin que se pueda desplazar más de 75 millas de la sede de la Corte.

La audiencia si no es que se pospone, como harto se acostumbra en el sistema de justicia federal de vecino país, se convertirá en una serie de debates de carga y descarga de evidencias sobre la operación en la compraventa que realizó el exalcalde de dos aeronaves, en donde aparentemente se utilizó un prestanombre, además de haber mentido.

El delito cae en el fuero federal, pues de entrada en los Estados Unidos, nadie sin ser ciudadano, puede adquirir este tipo de naves y otras.

Falsear información con estos supuestos agravantes, equivale a conspiración y aunque “El Caballo” Lozoya está colaborando con la policía norteamericana, se ve complicado que en el corto plazo recupere su libertad, salvo que claro, demuestre su inocencia.

Pese  a la complicación del caso, Movimiento Ciudadano su partido, asegura que en 15 días volverá a cabalgar en tierras chihuahuenses, suena tan bofo como madero plagado de termitas, pero ojalá.