Duarte, Corral y Maru en EU -Tours ofensivos y evasivos -Jalón de orejas a diputados panistas -El concierto de la impunidad

0
241

SIN QUERER queriendo el pasado fin de semana coincidieron dos exgobernadores y la gobernadora actual en los Estados Unidos, desde luego en puntos geográficos diferentes y también en distintas actividades.

Hecho inédito, pero real, en esas raras coincidencias que luego ofrece la vida, aunque con casi nulas posibilidades de que se presenten o se repitan.

Como ya se conoce, César Duarte Jáquez en Miami, en reclusión previa para su extradición a México, si es que finalmente se otorga por el vecino país.

- Publicidad -

El otro ex, muy campante corriendo en el medio maratón de la ciudad de Nueva York, como si no tuviera cientos de pendientes de tipo jurídico, que según dicen, pronto lo sentarían frente a un juez, luego del cochinero, quiebra financiera en que dejó al Estado y las carpetas en donde se le señala por presuntamente haber desviado varios miles de millones de pesos.

Y por el otro lado, la gobernadora María Eugenia Campos Galván, en Washington, por cierto que ya trae un buen tour gubernamental; apenas acababa de llegar de su viaje por varios países europeos y luego se fue a los Estados Unidos.

No hay duda de que con dinero free hay que aprovecharlo, por gusto, de shopping o hasta por necesidad.

AYER MISMO en lunes de asueto se reincorporó la gobernadora Campos a algunas actividades. Por la tarde se reunió con varios diputados locales, para tratar varios asuntos y a manera de “acercamiento”.

Un inesperado acercamiento, que sólo se justifica como tal, si es que existe un alejamiento con los legisladores locales, sobre todo con los su mismo signo partidista.

Dos temas estarían en la agenda de la gobernadora fuera del viaje a Washington, el primero el rechazo de la presidenta del Congreso del Estado, Georgina Bujanda y el coordinador del grupo parlamentario del PAN, Mario Vázquez, a la designación de Mario Trevizo Salazar como abogado general de la Universidad Autónoma de Chihuahua, (UACh).

O de plano no comunicaron o se hicieron los desinformados, saben que para esas posiciones en el Alma Mater las designa directamente desde Palacio de Gobierno o mínimo requieren el VoBo de de la silla principal.

Ambos Bujanda y Vázquez, cuestionaron la designación de Trevizo por haber sido beneficiario del duartato y haber sido testigo protegido del exgobernador Javier Corral Jurado, eso argumentaron.

El otro tema de cajón la frágil postura que exhibieron los legisladores panista con relación a la despenalización del aborto.

Sabe que Maru es profamilia y que la posición es firme. Ya sucedió en el Cabildo local cuando era alcaldesa revirtió una votación casi en el mismo sentido. En ausencia le votaron a favor y al regresó en sesión extraordinaria, la mayoría de los regidores cambiaron en sentido de la votación.

ALGUIEN debería, por lo menos explicar para provocar el sospechosismo como es que al cantante Christian Nodal se le permitió ofrecer un concierto ante casi 11 mil asistentes en el Estadio Monumental Chihuahua, cuando el aforo permitido era de sólo  tres mil quinientos.

Todo mundo se enteró que el estadio estaba reventar como en las finales de los Dorados de beis antes de la pandemia, pero nadie hizo nada para impedirlo.

Quién autorizó tal boletaje y si no se autorizó por qué se permitió el aforo; en fin. La vara tiene muchas medidas y evidentemente para el caso ni siquiera midió. La corrupción sacó una de las múltiples cabezas.

Por si la gravedad de asunto no fuera suficiente, resulta que el concierto estaba autorizado hasta las 2:00 horas y se fue hasta las 3:30 am.

Cierto por la violación al horario se le impuso una multa de casi 29 mil pesos, como a cualquier cantinucha de barrio.

Hay que ver quién fue el empresario promotor del evento. Debe de ser alguien muy influyente.

Un día después del concierto el estadio de clausuró el estado; ya para qué, quizá para taparle el ojo al macho. Quién le va a clausurar el estadio que pertenece/administra el Gobierno del Estado; pura faramalla.