AMLO: Arrasa y fracasa -Pierde 15 millones de votos -No será vinculante -Ahora van por consulta contra INE

0
13858

EN LA Consulta de la Revocación del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, nadie dudó que iba a ganar el sí para su consecución, con la movilización oficial, del partido Morena y el gran despliegue publicitario con recursos prácticamente ilimitados.

Hay que agregar que, el factor de popularidad del presidente también fue factor, como la intervención de gobiernos estatales y municipales morenistas en el país, más las campañas de senadores, diputados y hasta del propio secretario de gobernación, y el uso para estos menesteres del jet militar.

En la proyección científica del Conteo Rápido del Instituto Nacional Electoral, se establece en perspectiva que López Obrador tendría un  92 por ciento como respuesta positiva para que continúe, mientras que la negativa alcanzaría un cinco por ciento; votos nulos un 2 por ciento, en porcentajes redondeados.

- Publicidad -

Aunque López Obrador arrasó, el problema real es que sólo voto un 18 por ciento del Padrón Electoral,  incluyendo en la suma sí y el no.

Significa además, que de 92 millones de electores con derecho al voto, con la suma del sí y el no estaríamos hablando de que la proyección sería el alcanzar 16 millones de votos, los que son insuficientes para alcanzar la vinculación, aunque evidentemente alcanzarla o no, ningún resultado hubiera arrojado, es más incluso, si hubiese no ganado.

Lo políticamente importante es que, hay un evidente rechazo al proyecto de la CuartaT con su principal figura, en la que el presidente pierde ganado de manera muy contundente

Los números presentados a las 20:30 horas (tiempo de Chihuahua) por Lorenzo Córdova, consejero presidente INE, colocan a la vista que López Obrador, perdió casi la mitad de los 32 millones de votos  que obtuvo hace poco más de tres años,  aparentemente relacionados por problemas de corrupción que lo han rodeado.

Se entiende también que, abstención se colocó en los entre alrededor de 35 millones de mexicanos, con relación al proceso electoral del propio presidente. Lo que indicaría que el voto duro del presidente y Morena se Coloca el alrededor de 15 millones.

Desde  luego que existieron factores propios de los procesos electorales como el recorte de mil 500 millones de pesos que se le aplicaron al INE, la falta de casillas y lejanas, y ausencia de funcionarios.

Y otros externos en el que seguramente tendrán que ver con la inacabable pandemia, el inicio del periodo vacacional y las conmemoraciones religiosas de la Semana Mayor.

Desde luego que estamos en un escenario muy probable, hasta que el INE oficialice los conteos de los 300 consejos distritales, que se den a conocer  en las próximas; las cifras se entregarán al Tribunal Federal Electoral, en donde podrían registrarse las impugnaciones necesarias, las que aún sin afectar el triunfo lopezobradorista, pueden disminuir los sufragios a su favor, sobre todo por el evidente y promocionado acarreo.

Por fortuna, pese a las incidencias, el ejerció de consulta, transcurrió el paz y como lo reflejan los números con escasa participación.

ESE ES el panorama de la elección, un evidente acto publicitario, que buscó sin lograrlo, reposicionar al presidente de la república y a la vez, medir posibilidades reales electorales, para la consecución sin tiempo de la CuartaT.

Una vez conocidos los resultados, Morena con el aval presidencial, ahora dicen que sólo se trató de una consulta como común ensayo y que nunca fue oficial.

Entonces la cuestión es para que tanto grito, sombrerazo y lo más importante, un gasto inútil, sólo con el objetivo focalizado para desaparecer al INE.

Ahora resulta que, la Revocación o Ratificación fue de a mentis, o  como decían antes un calis, antes de iniciar el juego.

Como se ha dicho la Consulta iba contra el INE. Lo hizo a grados de excelencia, pese a limitaciones, propaganda en contra y hasta amenazas.

La mañanera de este día se anticipa con un ataque sistemático y la oficialización de la guerra. O intervención necesaria como lo engañosamente lo anunció el presidente Putín, como vil excusa, cuando inició la invasión en contra de Ucrania.

La próxima consulta que solicitará López Obrador y Morena, será sobre la continuación o revocación de los consejeros del INE, no es pronóstico, sino realidad, es cosa para de horas para que lo oficialicen.

A estas alturas del partido, de cara al 2024 y con los resultados obtenidos por el propio AMLO, a nadie le queda ni resquicio de duda, que les urge controlar desde el Gobierno Federal, las elecciones.

Los consejeros representantes ciudadanos del INE, son el primer obstáculo y como dijo Mario Delgado desde la sede de Morena, hay que ir por ellos; al final el pueblo paga; aunque se tire el dinero.