Otro desprecio de la 4T a Maru -La dejan fuera de evento de Sonora -Ojinaga y los desvíos -“Alito” en duda

0
74

NO SE SABE aún si fue la Presidencia de la República o el superdelegado de Bienestar Juan Carlos Loera de la Rosa, quien omitió invitar a la gobernadora María Eugenia Campos Galván, a la reciente gira a Sonora del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La cierto es que, no fue convocada ni por uno ni por el otro. Como si en la política hubiera casualidades, sería la segunda ocasión que se desprecia la presencia de la gobernadora en Sonora.

La primera ocasión sucedió en la reunión regional de la mesa de seguridad en Sonora, en donde Chihuahua forma parte.

- Publicidad -

El presidente López Obrador, se limitó a decir en la Mañanera que se les había olvidado; o sea, le valió un comino.

Para el colmo, el evento que se realizó en los límites serranos de ambos estados; sí fueron invitados los alcaldes chihuahuenses de Madera, Temósachi, Ocampo y Moris.

Definitivamente algo delicado está pasando, el superdelegado y representante del Gobierno Federal, le correspondía por lo menos en cortesía política, la invitación; o de plano no lo quiso hacer o desde el centro le indicaron que no lo hiciera. Para qué buscarle mas.

Al final del corte de caja es lo mismo, son ocasiones ambas en Sonora, donde se ha demostrado desprecio por la gobernadora, esperemos que no sea un desprecio en contra de los chihuahuenses.

No cabe duda que una casa es la descortesía y la otra los olvidos a modo. Ambos en nada abonan a la buena relación entre el Estado y la Federación, los perjudicados serán lo de siempre.

La gobernadora Campos en su encolerizada reacción dice que prefiere pensar que fue una omisión “por venganza” del superdelegado Loera de la Rosa, a quien invitó a ya superar la campaña política pasada.

Y tiene razón la mandataria, es mejor echarle la culpa al Juanca, a  afirmar que fue desde Presidencia de la República, eso tendría consecuencias, las mínimas, una seguidilla de mañaneras.

EN OTRA del alcalde de Ojinaga nos llegó la exclusivilla, de que la presidenta del Comité Municipal del PAN en esa otra frontera, María Guadalupe Méndez Miranda, evidenció públicamente al presidente municipal priista Andrés Ramos De Anda, por haber facilitado mobiliario de la alcaldía para utilizarlo en un evento del PRI, en el que el dirigente local Gilberto Mata, reconoció públicamente que por ahorrarse unos pesos, se tomaron prestadas sillas, para festejar a las mamás priistas.

El suceso trascendió en redes sociales digitales; además el argumentado con evidencias por parte de la panista Guadalupe Méndez, quien afirma que el caso va a llegar a las instancias electorales, y lo que el estado de derecho dicté.

El caso puede acabar en juicios penales y tal vez, en cárcel, eso sólo dependerá de la gobernadora, como lo hizo en su momento Francisco Barrio con un secretario Profe. de Guachochi a quien encarceló por enviar un oficio para invitar a un evento del PRI.

De proceder legalmente la denuncia de la dirigente del PAN en Ojinaga, tanto el presidente Municipal Andrés Ramos de Anda, como el regidor Gilberto Mata López, presidente de la Comisión de Obras y Servicios Públicos, estarían en graves problemas legales.

En la conclusión sólo hay que decir que estos temas se resuelven en el ánimo político, en donde, como en el caso de la capital una servidora pública de Marco Bonilla, citó  por oficio a un evento del PAN.

POR hora la visita programada para el fin de semana del dirigente nacional del PRI, Alejandro (Alito) Moreno Cárdenas, está en veremos, luego de que a nivel nacional, las cifras para la alianza Va por México, no garantizan ningún triunfo en lo electoral.

Moreno está programado para el fin de semana en el estado de Durango en  un precierre de campaña.

En Chihuahua tomaría la protesta oficial de la nueva dirigencia del Comité Directivo Estatal que  encabeza, Alejandro Domínguez Domínguez.