El show de decadentes -Ambición del Caballo y Ordóñez -La Feria de Maru  o para ella- Castrejón corralista

0
153

EL ENFRENTAMIENTO entre el ex candidato a la gubernatura Alfredo “El Caballo Lozoya” y el excandidato a diputado local, Fermín Ordóñez Arana, es un show que tiene como objetivo el control del Partido Movimiento Ciudadano en Chihuahua.

Obviamente, “El Caballo” Lozoya no quiere dejar la mina que representa el partido, que en números generales, representan cinco alcaldías, dos diputaciones y decenas de regidores, también ciertamente en crecimiento, salvó que estas ambiciones les den para abajo.

En dineros, Movimiento Ciudadano dispone de recursos que rondan en los 30 millones de pesos vía prerrogativas.  Como diría Don Rubén Aguilar, muy buenos, pos dónde estaban.

- Publicidad -

En el fondo eso es lo que originó los dimes y diretes entre ambos políticos; por cierto ya muy cuestionados, el  excandidato a gubernatura por el desgaste que sufrió en una muy mala campaña, su extraña relación con el exgobernador Javier Corral y por el reciente arresto en los Estados Unidos por la compra de dos aeronaves a través de un prestanombre.

Ordóñez por su parte, ha brincado de un partido a otro; MC sería su tercer instituto y no ha logrado consolidar su carrera política, lo que demuestra que es muy inestable,  muy lejos de buscar el bien colectivo, como presume.

Ayer el también expresidente municipal de Parral, interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado en contra Ordoñez Arana, bajo los cargos de amenaza y extorsión.

La denuncia refiere a una manta escrita en narco-lenguaje que dice: “ya supimos que habló con la DEA, no te pares por aquí, marrano”, y tan tan.

De entrada quien acusa debe probar la extorsión y amenazas para el caso, pero además, que el autor material o intelectual del mensaje fue Ordóñez. El adelanto que nada va a pasar, se trata sólo decíamos de un show.

Ordóñez avanzaba bien en su relación con el dueño de la marca a nivel nacional, Dante Delgado, pero ahora hay que esperar para conocer que escenario se presenta, en done hablando de pencos, no vaya a surgir un tercero en discordia, o sea un caballo negro.

HISTÓRICAMENTE nunca había sucedido que en la Feria de Santa Rita, se negará el acceso a los medios de comunicación para que realizaran su trabajo de cobertura informativa, previa acreditación.

El acuerdo no escrito desde luego era realizar la cobertura de la Feria en sí misma, la presentación del Teatro del Pueblo y el palenque.  Obviamente el acceso era gratuito, pero también la cobertura, la difusión y las entrevistas.

Ahora hay que pagar hasta los estacionamientos para hacer la difusión de ante el interés general que representan, pero los concesionarios a quienes les dicen “los chilangos”, quieren cobrar hasta por fotografías los stands del Gobierno del Estado.

Una grosería total para los periodistas (sobre todo de espectáculos) de los medios de Chihuahua. Eso si se quejan de que nada se publique sobre la Feria y las presentaciones artísticas.

Pues ni hablar que se queden con la lana y con su Feria. Otro desacierto que corre con cargo a la gobernadora María  Eugenia Campos Galván, quien privilegió a empresarios del sur y de pasada se llevó entre los pies a los talentos artísticos locales.  A nadie contrataron ni para el Teatro del Pueblo.

DE PLANO el diputado Oscar Castrejón Rivas se ha empeñado en sólo buscar reflectores, seguramente quiere reelegirse, pero con la nueva ocurrencia, ni cómo ayudarle.

Se opone a la inversión privada en la entidad, a la construcción de un nuevo Relleno Sanitario, justifica la creciente inflación, la gasolina y energía eléctrica carísima y hasta que no haya medicamentos para niños con cáncer ni otros padecimientos, son parte de sus planeadas ocurrencias; ya sabrán a quién se parece.

Lo más reciente es la iniciativa que encabeza y exige que sea de urgente resolución, para realizar un exhorto por parte del Congreso local a la Fiscalía General del Estado, para que se otorgue un grupo de escoltas al exgobernador Javier Corral Jurado.

Argumenta que hay que tratar “igual a los iguales”y en parte puede tener razón a medias, cuando sería mejor tratar igual a los desiguales, cosa de enfoque filosófico justiciero, que no lo va a entender pese a que es abogado y chairo.

El morenista diputado se pasa… dirían los chavos, cuando sabe o se hace que no, que Javier Corral le eliminó los escoltar a exgobernador César Duarte por las razones que sean y a saber dos de ex de Delicias no traen guaruras, por lo menos pagados por el Estado.

Algo raro pasa con el diputado, que sólo Dios sabe a quién representa y/o, salvó que el amigazo del exgobernador, el superdelegado Juan Carlos Loera de la Rosa le haya instruido a presentar la graciosa iniciativa.

Dicho de otra manera, se opone al replaqueo por ser una carga  a la economía familiar y ahora quiere, que los chihuahuenses le paguemos un equipo de escoltas al gobernador.

Si le ordenaron o no, o si sólo busca reflectores, por lo pronto, mejor sería que se comprara su mañanera chihuahuita.  Le saldría más bara y se lo pagaría Morena, suponemos.