El PRI reúne liderazgos -Regresan a casa Ticho y Reyes -Maru, nuevo reclamo a Bonilla -La anarquía democrática desde Almo

0
209

SEGURAMENTE el batidero que se presentó en las elecciones de delegados-consejeros de Morena, motivó al priísmo de ayer y hoy, a convocarse y reunirse para jalar parejo, como solía decir Francisco Barrio.

El PRI chihuahuense respira, por lo tanto está con vida, con posibilidad de ir avanzando en militancia y organización para buscar protagonismo en la elección del 2024, por lo menos en lo local.

Por lo pronto, el dirigente estatal, Alejandro Domínguez, logró reunir a importantes liderazgos empezando por los exgobernadores Patricio Martínez García y José Reyes Baeza Terrazas, quien ciertamente mostraron distancia con el dirigente nacional, Alejandro Moreno, no así con la dirigencia estatal y en la institucional.

- Publicidad -

Estuvieron además los exalcaldes Rodolfo Torres Medina, Alejandro Cano Ricaud, y Javier Alonso Garfio Pacheco; la exdiputada federal Minerva Ramírez y Miguel Sapién, entre otros personajes.

El grupo de priístas, todos importantes desde luego llegaron a varias conclusiones. La primera que debe retomarse la unidad, pero bajo la autocrítica constructiva; que se debe demostrar trabajo real e institucional sin simulaciones y sobre todo reconocer que en el pasado hubo errores, que ahora se pagan, sobre todo en Chihuahua.

En el conversatorio, entre otros tópicos, concluyó además que los gobierno del PRI han sido constructores de grandes instituciones, digamos que desde el IMSS hasta el Instituto Nacional Electoral, pero también grandes desarrolladores de obras pública.

Resulta cierto, más cuando en el fallido quinquenio de Corral y naciente sexenio actual, ni una sola banqueta se ha edificado, desde el Poder Ejecutivo, por supuesto. Eso se dijo.

BUENO no cabe duda de que cuando la gobernadora del Estado, Maru Campos Galván, dice que no tendrá período vacacional, para no descuidar los pendientes que tiene el estado, tiene razón.

Bueno si el dicho fuera cierto, la gobernadora jamás tendría el tiempo de vacacionar, son demasiados los temas complejos que padece Chihuahua empezando con la inseguridad, la violencia, los megafraudes, la deuda pública, los pendientes con el clero católico, mas el tronado sector salud.

Pero parecería más bien que el mensaje está dirigida a la calle Victoria e Independencia, al pequeño Palacio Municipal en donde despacha el alcalde capitalino Marco Bonilla Mendoza, quien sí se fue al extranjero de vacaciones.

Obviamente la postura es más política que real de la gobernadora, pues aunque se anunciaron millonarias inversiones extranjeras en su viaje a Europa, a unas horas de haber aterrizado se sabe que dichos logros ya estaban amarrados, incluso sin haber viajado.

Los negocios internacionales  requieren de meses de meses para concluirlos; el viaje por lo tanto por Inglaterra, Francia  e Italia de la gobernadora, equivale en lo simple, a ir de paseo por no decir de vacaciones.

NO PODÍA ser de otra manera, el presidente López Obrador, vio y seguramente preconcibió, unas elecciones internas “democráticas” en su partido Morena.

Desde la mañanera así lo dijo y se jacto de una participación robusta de tres millones y medio, con incidencias sin importancia.

Tiene razón, es su visión y sobre todo su apuesta de ser visto en la historia como Juárez, Hidalgo, Villa, Zapata y hasta en su idea de la CuartaT para ser prócer o hasta “mártir”.

Le apostó a la izquierda radical para lograrlo su ideal dictatorial cubierto por la supuesta democracia y anticorrupción. Los hechos del domingo en cualquier el sentido  que se quiera analizar.

Ganaron los radicales sí, pero con los dineros que aporta el pueblo, como dicen el presidente (lo del pueblo), más el otro dinero de quienes les agradece con abrazo. Hay que agregar las amenazas, golpes, la anarquía pues, en nombre del nuevo héroe nacional.

Esa fue la apuesta y se consumó. La madre de las batallas apenas inicia previas a la sucesión de las dirigencias estatales programada para el 14 de agosto y el Congreso Nacional. La cosa arderá entre morenistas.

En Chihuahua, por lo pronto la “izquierda” modera del alcalde de Ciudad Juárez, le quitó triunfo al radical delegado de Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa. Muy pronto veremos la consumación del triunfo que por ahora es parcial.