Bachi inhumano -Uniformes el negocio del sexenio -Dulce envenenado de ARAS -Loya despistado

0
243

LA INCONFORMIDAD de padres de familia y tutores crece como bola de nieve, ante elevadas cuotas que se están cobrando en los colegios de bachilleres y la imposición de nuevos uniformes con un costo de dos mil 315 pesos.

A decir de los padres de familia de los alumnos de nuevo ingreso, la imposición del nuevo uniforme, representa un gasto bastante oneroso, en donde seguramente los directivos del Cobach están beneficiando a una empresa o persona.

El paquete obligatorio está integrado por una chamarra deportiva, dos playeras y una pantalonera. Lo que significa que seguramente se van a tener que comprar dos paquetes, salvó que a diario se esté lavando el uniforme.

Pero además, la molestia de los padres de familia viene, debido a que no pueden comprar una sola prenda de manera individual, en caso de que se extravíe o se dañe, están obligados a comprar todo el paquete completo, lo que acrecenta el sospechosismo.

El nuevo uniforme, aplica para todos los alumnos de nuevo ingreso en todos los colegios de bachilleres de la entidad, en donde ingresaran 15 mil estudiantes, si es que  pueden costear el costo del uniforme.

De acuerdo con la circular que tienen las padres de familia una inscripción de dos 109 pesos; 140 pesos para la Sociedad de Alumnos; 110 pesos para “Red Cobach” y los dos mil 315 de los uniformes.

En los conceptos de inscripción no están considerados la compra de libros que también venden los bachilleres, los útiles escolares ni el calzado deportivo, desde luego.

La pregunta de todos es, por qué se beneficia a una sola empresa y no existen posibilidades de que los padres de familia busquen otros proveedores, en donde habría mayor calidad y menor precio.

ALGO debe de sabe el fiscal Roberto Fierro Duarte, cuando afirma que la propuesta de los abogados de ARAS Group, proponen pagar a algunos de los afectados a cambio del retiro de las demandas y el regreso de las propiedades que la Fiscalía General del Estado les mantiene aseguradas es sólo un “dulce con veneno”.

Lo anterior significaría por lo tanto, que se trata de una táctica dilatoria por parte de defensores de ARAS para ganar tiempo, probablemente pagarle a algunos y esperar que los términos legales de las denuncias se cumplan en donde miles se quedarían, como se dice “chiflando la loma”.

Por lo pronto este día a las 9:00 horas se reinicia la mega audiencia en la Ciudad Judicial, para conocer si la jueza que revisó las primeras 300 carpetas, vincula o no a proceso, a los tres gerentes de la financiera que están detenidos y les dicta nueva medidas cautelares en su caso.

De ocurrir así, se sentaría un buen precedente que permitía que el caso de ARAS avanzara con mayor celeridad, en busca de  garantizar que haya justicia para los afectados y en la búsqueda de que el daño sea reparado, aunque esto último se ve complicado.

SEGURAMENTE el secretario estatal de Seguridad Pública, anda demasiado ocupado, a grado tal de que no se dio cuenta que  en Nuevo Casas Grandes, se pudo haber presentado una nueva tragedia en contra de una familia de la comunidad LeBaron.

Dice que no recibió el llamado de auxilio que realizó Adrián LeBaron, vía telefonía celular a la Fiscalía General del Estado y a la Guardia Civil. Por cierto nadie apareció para resguardar a la familia cuya vivienda estaba rodeada por un grupo de sicarios.

Pero tampoco leyó el Twitter que observaron millones en el mundo y en México con que llevaba haschtack para su jefa, la gobernadora María Eugenia Campos Galván.

Hay que darse la por buena que no se le llamó como él dice, y que no leyó el mensaje; el pero es que pese a que se enteró a la Fiscalía y a  la gobernadora, no le pasaron corriente de plano mejor no enterarse.

De hecho asegura que tampoco se enteró que detuvieron a cinco integrantes de la comunidad LeBaron, quienes iban al rescate de la familia, lo que ya resulta increíble.