La 4×4 conquistó / Práxis y llana, pero llenó / Reúne a 4 exgobers libres / Maru y sus Ángeles de Charly

0
326

CAER EN la numerología en eventos masivos, sobre todo en los eventos de carácter políticos, puede llevar a inexactitudes, en donde las cifras siempre se manipulan a conveniencia.

Sin embargo, siempre se impone en la política, en la mercadotecnia y en los negocios; los cuántos, los qué y los cómos; así es la idiosincrasia y hasta la condición humana.

En la pasada gira de la morenista Claudia Sheinbaum Pardo a Parral, los números de su equipo, hablan de un evento a donde acudieron 10 mil personas, celebrado en el Gimnasio Municipal, en donde hay capacidad para mil 500 y supongamos 500 más, entre la duela y pasillos.

Ayer en Ciudad Juárez en el evento de arranque de la Plaza de la Mexicanidad (La X), los suyos dicen que, Xóchitl Gálvez Ruiz, reunió a 10 mil ciudadanos de la frontera; las imágenes revelan que podrían haber acudido cinco mil.

En el Polifórum de la Deportiva Sur de la capital, se llenó totalmente,  por los aforos controlados y los espacios preestablecidos la candidata del Frente Amplio por México, fácilmente superó, los seis mil 500 asistentes, más mil 500 sillas que  se colocaron afuera del edificio, pese al bajón de las temperaturas.

La candidata del FAM (PAN, PRI y PRD), se lleva buenas cifras de Ciudad Juárez y la capital, sobre todo en el Municipio de Chihuahua.

Mostró un discurso con enunciados breves, muy sintéticos, práxis y hasta carentes de profundidad, como en lacerante tema de la inseguridad y violencia en el país; los feminicidios, los migrantes, el agua y las maquinadoras.

Pero en términos generales los abordó bien; no más abrazos a los delincuentes; la necesaria cooperación de Estados Unidos para la atención para las personas en condiciones de movilidad y la retribución que Chihuahua merece por el trasvase del agua.

Muy a su estiló dejó en claro que ni pendejos ni ladrones en su gobierno y que no habrá ocurrencias.

Pero también, el compromiso de evitar el odio, la división;  ser mujer de corazón, de amor, sin dejar a un lado lo chingón y lo cabrón. Soy una 4×4 que garantiza a la victoria.

En lo político, pues todos, incluyendo cuatro ex gobernadores, la gobernadora Campos y la dirigencia de los partidos.

SIN DUDA que la gobernadora del Estado, María Eugenia Campos Galván, ya tiene sus cuatro Ángeles de Charly, para proyectarlos en el 2024,.

En donde sea, será la de menos, confía y los describe como buenos liderazgos y con extraordinarios perfiles, en la función pública y en lo electoral.

Desde luego, y después de nuevamente limar aspereza con el acalde de la capital, Marco Bonilla Mendoza, el seria la opción en la reelección.

Con lima o sin lima, la mandataria sabe que el edil, capitalino,  le garantiza prácticamente los cinco distritos locales y los dos federales de la capital, no hay nadie más.

María Angélica Granados, es la amiga de siempre de Maru, para ella lo que quiera; senaduría o diputación federal. Lo mismo da, probablemente los tiempos, alcancen para la gubernatura.

Mario Vázquez Robles, el padrinazo político de la gobernadora, tiene en la bolsa de la chamarra la candidatura a la senaduría, sólo es cosa de esperar, si es con Manque o con Daniela Álvarez Hernández en la fórmula; la juarense es la única que le arrebató un escaño federal a Morena en Ciudad Juárez, por tierra.

Cosa de esperan unos días en el calendario electoral, al final sucede lo de siempre; la gobernadora, sin presidente en el país del mismo decidirá la fórmula al Senado y lo demás, será lo de menos.