Pendejo, ser o hacerse / Y en La Mañanera… / El ánima piedrera / Ni camiones ni concesiones

0
689

LA PALABRA de moda en Chihuahua es pendejo, hacerse, ser y/o creerse… al final de cuentas es lo mismo, como adjetivo coloquial o hasta sustantivo.

Desde luego que el concepto no es nuevo, pero el martes la expresión revivió, por quien lo dijo y a quién fue el destinatario del mensaje.

Pendejo es pendejo, por lo menos en América Latina; en realidad sólo puede haber variantes en la entonación verbal y  el lenguaje corporal; de ahí se desprenderían muchas cosas, entre ellas: si en se trata de una agresión, acto discriminatorio, o una broma, por ejemplo.

Para Chihuahua la connotación es diferente. La gobernadora María Eugenia Campos Galván, expresó que el Gobierno Federal se hace pendejo en materia de seguridad, concretamente en los delitos de acto impacto que le corresponden atender al Federación.

La expresión ocurre luego del levantón de cuatro integrantes de la comunidad LeBaron y la toma del centro de la ciudad por parte de los mormones.

Por lo tanto, suponemos que el dicho de la mandataria se refiere al abandono, a la indolencia u omisión del Gobierno Federal en los temas de inseguridad y violencia que se registran en el Estado y en todo el país, con una suma acumulada de 175 mil asesinados en el Gobierno de López Obrador.

Ayer el acalde capitalino, Marco Bonilla Mendoza se subió al barco y también les le dijo al Gobierno Federal que no se hagan pendejos, ante el problema migratorio.

Las omisiones federales están a la vista; bien se podría expresar lo mismo en las inexistentes obras públicas, el estado de las carreteras (federales), en sistema de salud, huachicoleo y en fin. Explicación no pedida. pero ahí está.

SE FUE el jirofa Benito de Ciudad Juárez, pero apareció Lady Piedras en la colonia Cerro Prieto al sur de la capital, para que Morena le siga moviendo a la matraca con cortinas de humo, para encubrir los problemas, que son muchos y grandes en Chihuahua.

Lady Piedras, como la nombran ahora en redes sociales, es Reina Arellano, con trabajo eventual en Limpia del Municipio de Chihuahua.

Activistas de Morena, intentaron interrogarla sobre programas sociales y persuadirla para que inscribiera en el padrón morenista.

La negativa vino en inmediato y ante la insistencia, les lanzó a los morenistas una o varias piedras.

Los legisladores locales de Morena se echaron un recorrido por la colonia muy envalentonados, provocadores, acompañados de algunos vecinos, suponemos que de la misma colonia, con el objetivo que ni ellos saben explicar.

Ahora responsabilizan al alcalde Bonilla y a la gobernadora Campos de lo sucedido y lo que pueda ocurrir, pero además quieren a Reina en la cárcel, porque para ella no puede hay abrazos; el estado de derecho debe prevalecer, pero no existe ni una denuncia en la Fiscalía, lo que hace presuponer, que el ánima piedrera tiene mala puntería.

SALVO UN par de docenas por parte de concesionarios que sí cumplieron, el resto de los camiones del transporte urbano siguen en las mismas: pésimo servicio con unidades que bien podrían estar en un yonke.

El gobierno estatal prometió la renovación de las 900 unidades que circulan en la Capital y en Ciudad Juárez; bajo ese supuesto autorizó ya hace casi un año, el aumento del 42 por ciento en la tarifa del pasaje.

La renovación no se ha dado. Se dijo que en 90 días sucedería, pero ya trascurrieron casi 300.

Como garantía de que el parque vehicular sería de primer mundo, se anunció la cancelación de las concesiones. El número de noviembre pasado, andaba en la cancelación de 325 concesiones, pero nada sucedió.

Concluyó el año (2023). Ya se va el primer mes de este año y ni camiones nuevos ni concesiones canceladas, ojalá y no concluya también el sexenio.