Tenebra entre morenos / Se van a Guadalajara / Nacho encampañado / IMSS castiga a Chihuahua

0
574

EL CASO de los ocho diputados locales de Morena, bajo la denuncia de la presidenta el Congreso del mismo partido, va terminar en la Sala Superior de Guadalajara, luego de que ninguna de las partes, aceptó el resolutivo del Tribunal Estatal Electoral.

La Litis de la denuncia es violencia a política por razón de género interpuesta por la legisladora de Morena, Adriana Terrazas Porras desde el año pasado.

La morenista denunció a sus compañeros de fracción, de la que por cierto la expulsaron; aportó decenas de pruebas, con las que demostró que violencia de género existió e incluso, violencia física y amenazas por parte de una mujer diputada de su partido.

El pero es que, el dictamen del Tribunal Estatal Electoral, con dos votos en contra y una a favor, resolvió que sólo el coordinador de la facción de Morena resultó responsable y sancionable.

La denunciante aseveró que hay elementos suficientes en contra de los siete restantes, por lo que impugnará ante la Sala Regional del Tribunal Electoral de la Federación con sede en Guadalajara.

Desde luego que el coordinador de la fracción morenista en el Congreso, también Cuauhtémoc Estrada hará lo mismo, pues se considera que es un caballero a cabalidad y no un machista a la mexicana.

Hay que esperar los tiempos que se supone están acotados hasta el 24 de abril, si se toma en cuenta que las campañas locales inician un día después, en donde uno u ocho de los morenistas, pueden quedar inhabilitados para la reelección, por esta denuncia.

EL COORDINADOR de Comunicación Social del Municipio de Chihuahua, Ignacio Dávila Mora, presentó ayer su renuncia al cargo para atender asuntos y proyectos personales, eso siempre se dice.

El comunicador, obviamente se integra a la campaña del alcalde con licencia Marco Bonilla, en lo suyo, la comunicación y el marketing electoral.

Nacho como le dicen en la capital, estará dos meses y medio fuera de sus actividades en Presidencia Municipal, en donde bien pudo solicitar licencia, pero más vale para evitar sospechosísimo innecesario.

Finalmente reintegrarse en unas cuantas semanas, es lo de menos; el sabe que, como se decía en el priísmo de antaño, está en el ánimo del candidato.

Por lo pronto, se nombre o no a un titular, el alcalde Jorge Cruz Russek, designó a Ana Luisa Herrera Navarro como encargada del despacho.

COMO si al IMSS Bienestar le sobrar médicos generales, especialistas y hasta enfermeros, ayer fueron despedidos de manera fulminante a 140, sin decirles agua va.

Llegó gente de México para notificarles que ya no forman parte del IMSS, pese a que varios de ellos, ya tenía por lo menos, 10 años de servicios.

No hay duda de que el despido no es por el servicio de Salud, mejor que el de Dinamarca como lo prometió López Obrador, sino porque se busca ahorcar (más), a Chihuahua y a sus habitantes.

El servicio que presta el IMSS es de lo peores que se ofrecen en el país, pese a que miles de empresas aportan carreteras en millones de pesos en cada mes.

Si era peor, ahora pasará a pésimo con la importante cantidad de personal despedido, sin alguna justificación que esté lejana a una especie de venganza política en contra de los broncos del norte.

Nueva contradicción, López Obrador contrata médicos cubanos para oxigenar con cientos de millones de dólares al gobierno de Cuba (que no a los cubanos) y en Chihuahua se despide a los mexicanos