Por truene cancela Tour Mundial

0
153

AGENCIAS

LOS ÁNGELES.- Desde hace semanas, el rumor sobre una posible crisis en el matrimonio de Jennifer Lopez y Ben Affleck ha estado cobrando fuerza. Aunque ocasionalmente son vistos juntos en lugares como Los Ángeles, otras veces la cantante se ha dejado ver sola, enfocada en sus compromisos profesionales. Además, se ha reportado que la pareja no comparte la misma residencia desde hace algún tiempo, alimentando aún más las especulaciones sobre una separación.

Recientemente, la situación dio otra escalada con la cancelación de la gira de Lopez, “THIS IS ME…LIVE”, que estaba programada para iniciar en junio y recorrer diversas ciudades de América del Norte.

De acuerdo con información de “TMZ”, la cancelación parece ser definitiva. En un comunicado publicado en la página oficial del tour, la famosa explicó que tomó la difícil decisión con el fin de dedicar tiempo a sus hijos, familia y amigos cercanos, expresando su desconsuelo por decepcionar a sus seguidores. “Estaremos todos juntos nuevamente. Los amo mucho a todos. Hasta la próxima…”, prometió.

Aunque en un principio se pensó que la baja venta de boletos pudo haber sido la causa de la anulación de los eventos, fuentes informaron al portal estadounidense que esto no era cierto, ya que las ventas estaban en aumento. Se cree que la decisión está relacionada con un momento personal difícil en la vida de la cantante, relacionado con su estado sentimental, lo que se refleja en su mensaje de desánimo.

Hasta la fecha, ni Ben ni Jennifer han abordado públicamente el estado de su matrimonio, dejando a los fanáticos con incertidumbre sobre su relación.

El 20 de mayo, Jennifer Lopez asistió sola a la premier de la película “Atlas”, deslumbrando en la alfombra roja y luciendo su anillo de casada. Mientras tanto, su esposo de 51 años, Ben Affleck, fue visto saliendo del set de su nueva película.

Según TMZ, Jennifer Lopez y Ben Affleck ya no comparten el mismo hogar. El actor ha alquilado una residencia en Brentwood, mientras que Jennifer permanece en la mansión de Beverly Hills de 60 millones de dólares que compraron juntos.

Gran alboroto se armó cuando hace unos días Affleck fue fotografiado conduciendo sin su anillo de matrimonio, aunque se lo volvió a poner en el dedo al día siguiente.