La inútil discusión sobre la Plaza del Mariachi

.

Antes de comenzar a construir la Plaza del Mariachi en la capital del estado, debieron darse cuenta que ésta se ecuentra a menos de 100 metros de un templo, el de San Francisco, en el primer cuadro de la ciudad.

Porque ahora que prácticamente está concluida, resulta que negaron los permisos para la venta de alcohol en el interior del inmueble, por la obvia razón de que se encuentra muy cercano a este templo católico.

La simple y salomónica respuesta es, el templo funciona de día y la plaza del mariachi de noche, porque la verdad mariachi sin tequila es como una papa sin catsup, o como un globo sin gas... o cosas similares.

Claro que para los fans del estado de derecho, deberá aplicarse la reglamentación porque "la ley es dura, pero es la ley". Y si el mismo Gobierno no la aplica o hace sus excepciones, entonces ¿cómo quedaría el gobierno que busca ser referente de buena administración si no respeta el estado de derecho?

En realidad parece ser una discusión estéril ya que todos sabemos que de un forma u otra la plaza se inaugurará y habrá de venderse tequila, cual debe ser.

La cerrazón del Secretario de Gobierno césar Jáuregui y de la alcaldesa María Eugenia Campos, parece que más bien se ponen difíciles para generar polémica o bien para marcar distancia de las administraciones anteriores.

De seguir estrictamente las reglas, tendrían que cerrar decenas de restaurantes bares por estar dentro de los 100 metros que manda la normatividad.