TIGRES CAMPEÓN; Abolla centenario de Águilas

TIGRES CAMPEÓN; Abolla centenario de Águilas



NUEVO LEÓN.

Nahuel Guzmán tiene las manos benditas. Fueron tan milagrosas que llevaron a los Tigres a la gloria navideña y al América lo dejan con un llanto centenario por tener las manos vacías. Tres penaltis detenidos en una tanda memorable para el portero argentino (2-2 global, 3-0 desde los 11 pasos).

Fuegos artificiales en San Nicolás de los Garza. El trofeo de campeón bajo el arbolito de los felinos norteños. “El Rey” de José Alfredo Jiménez retumbó en el Estadio Universitario. La quinta estrella será bordada en el escudo de la UANL.

Las Águilas tienen carbón como obsequio. Ricardo La Volpe perdió los tres trofeos que disputó este semestre como timonel azulcrema. Nada, como desde hace 23 años y contando para el estratega argentino.

Historia de alegría felina que tuvo drama y polémica. Sólo un destello en los primeros 45 minutos. Disparo de Javier Aquino que buscó el ángulo. Moisés Muñoz, portero azulcrema, quien ya sabe que dejará su lugar a Agustín Marchesín, se estiró para evitar que Tigres se adelantara en el marcador. El brillo de esa jugada terminó por ser eclipsado por la sensacional atajada del americanista.

Tensión en la bancas. Ricardo Ferretti y Ricardo La Volpe plantearon un partido para no ceder. El silencio nervioso en el “Volcán” evidenció un juego parco de ambos, con más tensión que libertad; con mucho temor y poco atrevimiento.

Segunda mitad con mucho mayor roce, que tomó al árbitro como protagonista. Jorge Isaac Rojas le perdonó la expulsión a Michael Arroyo por una plancha sobre Hugo Ayala. Tampoco marcó un presunto penalti de Rubens Sambueza sobre Ismael Sosa. El “Volcán” gritó iracundo ambas acciones polémica. Sobre el propio “Sambu” hay un empujón por la espalda en en el área felina. Rojas tampoco lo sanciona.



Tigres tuvo la opción de irse al frente, pero Jesús Dueñas estrelló un remate al travesaño con el arco desguarnecido. La paridad. Gignac volvió a cimbrar el horizontal con un tiro sólido al que Muñoz sólo podía ver. Gritos de gol ahogados en el Universitario.

Las circunstancias llevaron al América a tener el campeonato al alcance. Jorge Torres Nilo se hizo expulsar por una falta cuando Renato Ibarra se le escapaba en la mitad de la cancha, pocos minutos antes de que el tiempo regular expirara.

Las Águilas, en una pelota parada, encuentra el gol de Edson Álvarez su camiseta 282 al 94’, ya en tiempo extra.

Frustración tigre, aún con la expulsión de Sambueza, desemboca en una batalla campal en la banca del América que inicia una discusión entre Gignac y La Volpe. Se vacían las bancas para que entre ambos planteles se tiren golpes, empujones y jalones de camiseta. El “Tuca” puso orden para evitar que la bronca fuera de consecuencias. El saldo: Paolo Goltz de América y José Rivas por Tigres vieron la roja. Ambos se quedaron con nueve.

Los norteños apretaron. En la agonía, Jesús Dueñas empató de cabeza 119. El “Volcán” hace erupción. El 1-1 (2-2 global) manda todo a penaltis.

Ahí Nahuel fue el héroe. Atajó a William Da Silva, Silvio Romero y a Álvarez. Resultó el orfebre del título tigre...y el autor material del llanto americanista que presume un centenario con sólo un título de cinco que disputó en el año. Navidad amarga en Coapa.