Dejan a ejecutados en comandancia

Dejan a ejecutados en comandancia



De la GUARDIA

MADERA CHIH.- La mujer que fuera secuestrada por un grupo de hombres armados en el centro de la ciudad de Madera, apareció asesinada esta mañana junto con otras dos personas en una brecha a orillas de esa población.

La mujer, identificada como Lluvia Juliana González Banda, de 35 años, era viuda del policía municipal Marco Banda Rascón, uno de los seis agentes de la Policía Municipal de ese lugar también secuestrado y desaparecido el 23 de noviembre del 2016 en la comunidad de La Simona, junto con cinco de sus compañeros.

Sobre el secuestro la policía no ha emitido comunicado alguno, pese que ocurrió a plena luz del día, frente a automovilistas y peatones en la zona comercial de Madera.

El cuerpo de banda Rascón y de otro de los policías “levandados”, identificado como Marco Antonio Servín Ramírez, así como el dos civiles más también vecinos de Madera, reconocidos como “El Chunelito” y “Jaciel”, fueron hallados un mes después -el 23 de diciembre- entre las poblaciones de Bocoyna y San Juanito, a un lado de la carretera que las une.

En esa fecha el paradero de los otros uniformados, José Joaquín Sáenz García, Marco Antonio Cereceres, Toquinto, Eduviges Pérez Suárez y Manuel Gilberto Orozco Montañez, era desconocido.

Esta mañana, pobladores del Madera dieron aviso a la policía del hallazgo de tres cadáveres –una mujer y dos hombres- cerca del lugar conocido como La Cruz Verde, sobre el camino a la comunidad Arroyo Blanco.

Los agentes localizaron cerca de los cadáveres algunos casquillos de armas calibres 9 milímetros y .45.

Vecinos del lugar fueron quienes proporcionaron los datos de la mujer y recordaron que el viernes pasado, justo en el centro de Madera, a la vista de decenas de personas, Lluvia Juliana fue privada de su libertada por al menos cuatro hombres armados que la subieron a una camioneta y desaparecieron de inmediato.

Cuentan que en un lapso de dos o tres horas, el resto de la familia de la secuestrada hizo maletas y huyó de esa cabecera municipal con rumbo desconocido.

Las otras dos personas ejecutadas fueron Un masculino fue reconocido como Felipe Ángel Q. N. de 37 años de edad, quien falleció también por traumatismo craneoencefálico al sufrir heridas por proyectil de arma de fuego en el cráneo.

Y el tercer fallecido fue identificado con el nombre de Conrado P. L de 58 años de edad, cuya causa de muerte fue también traumatismo craneoencefálico por heridas con arma de fuego en la cabeza.

Durante el sexenio del gobernado César Horacio Duarte Jáquez, hoy fugitivo de la ley (2010-1016), el municipio de Madera se convirtió en el asiento de al menos un par de bandas del crimen organizado, las cuales se disputan el territorio a sangre y fuego y desde entonces a la fecha, han muerto o desaparecido más de un centenar de personas.

Recientemente, durante la madrugada del 5 de Julio, en el seccional Las Varas, del municipio de Madera, un enfrentamiento a balazos entre criminales, dejó un saldo de 26 hombres muertos y tres heridos; estos últimos a la postre arrestados por la policía estatal de Chihuahua. Además se aseguraron 20 armas de fuego (pistolas y rifles de alto calibre), 10 vehículos, granadas y equipo táctico.

El 24 de junio, en la misma comunidad de Las Varas, dos policías de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) murieron y dos más resultaron heridos, cuando un grupo armado con fusiles de alto poder, atacó a balazos e incendió la comandancia en aparente represalia por la detención de un hombre a quien le aseguraron armas y un vehículo robado, luego de que en camionetas los delincuentes rodaran hasta las instalaciones del hotel donde se hospedaban los agentes policiacos, enviados desde la ciudad de Chihuahua, y abrieran fuego contra la fachada del inmueble.

A decir de testigos, el grupo armado habría atacado la comandancia de Las Varas hasta hacer rendir a los agentes Juan Humberto Olivas Lozoya y Alejandro Resendiz Valencia, tras agorar su escasa dotación de parque, para luego asesinarlos a un lado de una camioneta-patrulla que previamente los agresores habían incendiado.

En otros hechos, durante la primera decena de noviembre del 2016, los cadáveres de dos hombres torturados, fueron localizados esta madrugada sobre una lona con un mensaje amenazante a un costado de la carretera que conduce a El Largo Maderal, a la altura de El Vallecillo, en ese mismo municipio.

Y así, en esa zona del Estado de Chihuahua han sido continuos los hechos de sangre y las privaciones de la libertad, los asaltos a empresas mineras y en las carreteras a sus proveedores.

Sin embargo, residentes de la zona sostienen que tanto en Madera como en las presidencias seccionales y rancherías, se vive prácticamente el toque de queda, pues los mismos grupos delincuenciales han hecho correr la recomendación de no salir de noche, pese que las distintas corporaciones policiacas lo niegan.