Cadereyta: 13 muertos y 8 heridos

Cadereyta: 13 muertos y 8 heridos



El gobierno del estado informó que 13 internos murieron y ocho quedaron lesionados de gravedad durante los disturbios en el penal de Cadereyta, que iniciaron cuando tres custodios fueron “secuestrados” por reos, quienes demandaban mejores condiciones en su reclusión.

Los disturbios comenzaron la noche del lunes y luego de una aparente calma se recrudecieron la madrugada de ayer. La primera versión de los hechos la dio el secretario General de Gobierno, Manuel González Flores, quien aseguraba que el saldo era de un muerto y ocho lesionados. Dos horas después, Aldo Fasci, vocero estatal de seguridad, señaló que eran 13 los muertos y la cifra podría aumentar.

Fasci admitió que algunos internos murieron por el uso de fuerza letal —sin precisar de qué corporación— a la que tuvieron que recurrir las autoridades para controlar la situación.

Detalló que tras la realización de las autopsias se conocerá cuántos internos fueron “muertos por acciones entre grupos delictivos, entre venganzas y golpes entre ellos, y cuántos por el uso de fuerza letal, que debo insistir, debo decir y señalar, está justificado el uso de esta fuerza”.

En el exterior del penal, al mediodía, familiares de los internos, incluyendo madres de familia con bebés en brazos o que traían a sus niños de la mano, que permanecían a la espera de informes desde las 8:00 de la mañana también provocaron disturbios, impidieron el paso de vehículos oficiales y agredieron a policías, que querían ingresar al lugar.

Los hechos. Los disturbios en el penal de Cadereyta comenzaron aproximadamente a las 23:30 horas del lunes. La situación fue controlada en menos de una hora, con la presencia de elementos de Fuerza Civil que acudieron en 15 patrullas en apoyo a los celadores del reclusorio, el saldo fue de dos heridos con lesiones leves.

Horas después de que las fuerzas policiacas se retiraron, se volvieron a presentar nuevos disturbios en los ambulatorios llamados Ampliación y Apodaca; un grupo de internos sometió a tres custodios, a dos de ellos los subieron a los techos, desde donde desplegaron mantas de protesta.

Esta vez, aunque hubo mayor despliegue de elementos de Fuerza Civil, así como de las policías Militar y Federal, se dificultó el ingreso, pues los reos incendiaron colchones y otros objetos en el túnel de acceso.

Después de las 12:00 horas comenzaron a verse columnas de humo y se escucharon disparos de arma de fuego durante un par de horas.

Por la tarde, en el palacio de gobierno, Aldo Fasci, quien además de vocero del gobierno es director del Centro de Información para la Seguridad del Estado, señaló que después de las 4:00 de la tarde, para impedir que los reos asesinaran lanzando hacia abajo a dos custodios que mantenían secuestrados sobre las azoteas, las fuerzas policíacas decidieron hacer uso de la fuerza letal. Con ello, además, evitaron que asesinaran a otros internos y estaríamos hablando de una cifra mayor de muertos, dijo.

Para las 8:00 de la noche comentó que ya estaba todo controlado con los internos entrando a sus celdas.