<i> LA REVOLUCIÓN DE BATAS BLANCAS</i><br> <br> ABANDONAN LA SIERRA Y HOSPITALES (PÚBLICOS)<br> <br>VIENEN REFUERZOS CON FEDERALES Y MILITARES <br> <br>POLICÍA VIAL ABANDONA A MARU, EN PERIFÉRICO

LA REVOLUCIÓN DE BATAS BLANCAS

ABANDONAN LA SIERRA Y HOSPITALES (PÚBLICOS)

VIENEN REFUERZOS CON FEDERALES Y MILITARES

POLICÍA VIAL ABANDONA A MARU, EN PERIFÉRICO



EL PROBLEMA del sector salud, no es cualquier cosa, más si se toma en cuenta que existen varios factores, todos socialmente vinculados y con la complejidad que esto representa para cualquier gobierno.

Por una parte la seguridad y violencia de la zona serrana, ha provocado que los médicos en ejercicio y los prestadores de servicio social abandonen estas regiones, por las advertencias por llamarlas de manera amable y amenazas cumplidas de los diferentes grupos criminales.

Así ha ocurrido con los maestros, policías y prestadores de servicios, pero este es otro tema.

En el caso del sector salud, fueron ahora sí que rescatados 11 pasantes de medicina, que se encontraban amenazados y bajo extorsión psicológico; antes tres más fueron reubicados con escolta de la Policía Estatal.

::::::

ESTE tema que de por si ya es delicado, se empata con el recorte de plazas en los hospitales del Estado, o administrados por éste, el cierre de tres especialidades en el Hospital Central Universitario y la reducción de espacios en las facultades de Medicina y Nutrición de la UACH.

A este panorama hay que agregar, las movilizaciones que por ambas causas realizan médicos y a las pasantes-internos de los tres hospitales de la capital, más otro parte del gremio y universitarios.

Ya se manifestaron en dos ocasiones, sin que hayan sido atendidos en sus demandas, a las que ya le agregaron trato despótico y desinterés por parte del secretario de Salud, Ernesto Ávila Valdez, a Pedro Ramírez Godínez, sub jefe de Servicios Estatales y a Francisco César Rodríguez, titular del área de Enseñanza y Calidad de los Servicios de Salud.

“La bola de batas blancas”, puede crecer y no se puede dejar a un lado que se trata de uno de los sectores más influyentes en cualquier sociedad, son organizados, pensantes y tienen medios para movilizarse y desestabilizar; no hay que olvidar que las grandes movilizaciones en el mundo han partido de este sector.

:::::

AYER se dio a conocer de manera extraoficial, que ante estos hechos, los violentos y la inseguridad en la región serrana, viene una partida especial de policías federales con entrenamiento y equipos especiales, acompañados de un número importantes de militares.

Hasta hora los refuerzos federales son un hecho y obedecen a presiones de grupos sociales, sobre todo los empresarios, además, gestiones de alcaldes y legisladores, ahora sí que de todo los colores partidarios.

::::

AGENTES de la Policía Vial, dejaron prácticamente sola a la alcaldesa, María Eugenia Campos, (y a los chihuahuenses), durante la instalación de la tercera estructura de la gaza del periférico De la Juventud sobre la avenida Cantera, durante el fin de semana.

El caos volvió a la capital, y pese a la abundante difusión del cierre del cierre por tres días del periférico, o los usuarios no se enteraron, o quisieron arriesgarse. Lo más grave del caso es que el primer día no se presentaron agentes de la Policía Vial.

Sábado y domingo si atendieron el bloqueo los agentes viales, pero fueron rebasados. Algunos de ellos, dicen que sólo les ordenaron tener presencia, pues la Presidencia Municipal se encargaría de la logística, cosa, ambas que ocurrieron a medias.

Esperemos (los chihuahuenses) que la ausencia de la Policía Vial, no haya sido una respuesta a los duros reclamos de la alcaldesa al gobierno del Javier Corral, hechos unas horas antes de la realización de las maniobras de la famosa gaza.