También perdona a Salinas y al Jefe Diego

También perdona a Salinas y al Jefe Diego



AGENCIAS

CDMX.- De convertirse en el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mandó a decir a sus adversarios políticos —entre ellos a Carlos Salinas de Gortari— que no tendrán necesidad de recurrir al “autoexilio” durante su mandato porque respetará las libertades de las personas y gobernará para todos.

Luego de participar en la 101 Asamblea de la American Chamber of Comerce en la Ciudad de México, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia afirmó que si bien el expresidente mexicano sigue siendo un hombre con mucho poder e influencia en el gobierno de la República, no tendrá de qué preocuparse cuando su movimiento tome las riendas de la administración federal y lleve a cabo la cuarta transformación de México.

En entrevista con los medios de comunicación, López Obrador resaltó que como no es su fuerte la venganza ni tendrá que legitimarse ante el pueblo como presidente “porque ganará con una amplia ventaja” el próximo primero de julio, apuntó que lo único que cambiará para los “grupos de intereses creados” y liderados por Salinas y sus cercanos como Diego Fernández de Cevallos, será el hecho de que dejarán de hacer jugosos negocios al amparo del poder político.

No hace falta que se autoexilie ni Salinas, ni ningún personaje porque van a poder vivir con libertad en nuestro país, no vamos a perseguir a nadie, no va haber destierro para nadie”.

López Obrador agregó que el jefe del ejecutivo federal tiene que ser respetuoso de la división de poderes en México y no puede alterar los procesos legales que estén en curso ni amenazar con persecuciones a sus adversarios.

“(Salinas y Diego) Tienen su derecho a reunirse, a expresarse, a manifestarse, a hacer política; lo único es que al cambio ya no van a poder seguir haciendo negocios al amparo del poder público, se va acabar con la corrupción e impunidad” detalló.

Respecto al tema de los foros organizados por el ITAM de cara a la sucesión presidencial, López Obrador comentó que aún no decide si acudirá o no, porque al encontrarse en campaña debe recorrer los 300 distritos electorales y para confirmar su asistencia debe organizar su agenda.