<b> AMLO: LA ANTICURRUPCIÓN SOLUCIONA TODO<br> <br>ANAYA: INTERNET PARA TODOS Y CORRUPCIÓN DE AMLO<br> <br>MEADE: MUCHAS PROPUESTAS… PERO<br> <br>EL BRONCO: SEGURO Y MUY FAMILIAR<br> <br>

AMLO: LA ANTICURRUPCIÓN SOLUCIONA TODO

ANAYA: INTERNET PARA TODOS Y CORRUPCIÓN DE AMLO

MEADE: MUCHAS PROPUESTAS… PERO

EL BRONCO: SEGURO Y MUY FAMILIAR



DESDE LUEGO que dicho por los candidatos y/o sus equipos de campaña, nadie perdió el debate y cada uno de ellos resultó el ganador, lo que no es posible. Eso se dice siempre minutos después de cada debate en estos ejercicios de especialistas y sus invitados, los que en realidad ya son ociosos y en nada aportan al buen análisis y reflexión, en busca de un sufragio por la mejor opción para dirigir los próximos seis años el país.

El debate en inició y terminó en la misma tesitura de los otros, pocas propuestas y los espacios utilizados para cuestionar al puntero y el puntero sin contestar o salir por la tangente.

Anaya y Mead contra el tabasqueño, El Bronco Rodríguez se fue por la libre y en contra de los tres por su origen partidista.

Para López Obrador, todo lo soluciona el combate a la corrupción y los 500 mil millones que va a recuperar, el pero, es que no explica cómo los va a recuperar y de fondo, no todo el problema de México está en la corrupción, por desgracia hay otros orígenes.

Anaya, sobrio en posición de ataque desde el Presidente Peña Nieto y al tabasqueño, ya no se fue en forma directa en contra de Meade y a El Bronco ni lo toco.

Meade, el enterado y preciso con mejores propuestas, en esta ocasión no fue contra Anaya ni El Bronco.

El Bronco por si mismo muy claro y sencillo, en contra de los tres y focalizando al puntero. Muy seguro en temas de economía y educación. Anaya y Mead, calificaríamos sobre los mejores, AMLO, con mejor porte, maquillaje y peinado, como ganador, pero hasta allí.

LOS ESCENARIOS hoy son: Quién ganó?. Pues quién usted diga, si es un convencido. Si milita en algún partido, el candidato de su partido. Si escuchó lo que lo quería escuchar, pues ya le ganó el marketing y la comunicación política y si va a la reflexión y al análisis, será su responsabilidad y eso suena bien.

Por cierto bajo el protagonismo de los conductores, pero en este tema se lo llevó Puig, fiel a su estilo y a su casa editora.