POR FALTA DE TRABAJO VIVE EN ÁRBOL

POR FALTA DE TRABAJO VIVE EN ÁRBOL



YEMEN.- Ahmed Hubeichi vive en un árbol en Saná, la capital de Yemen, empujado por la dura realidad de la guerra, la pérdida de su trabajo y la falta de dinero para poder costear algún lugar.

Este hombre de 29 años, trabajaba como tendero y explica pausadamente su descenso al infierno.

Hace unos meses todavía tenía su pequeña tienda, pero los precios se dispararon y se acumularon las deudas".

Hubeichi cuenta que clientes compraban a crédito pero nunca pagaban, en gran medida este fue el motivo por el que no pudo pagar el alquiler y terminó en la calle. Durante los primeros días vivió en la calle pero luego decidió instalarse en un árbol, un ficus situado en un terreno entre dos zonas muy concurridas de la "calle 30" de la capital yemení.

Es mejor que la calle y nadie viene a reclamarme un alquiler", dijo. Subiendo y bajando del árbol rápidamente, muestra su cabaña construida con restos de madera de su tienda y sábanas viejas. Incluso construyó una puerta. Tapé todos los agujeros para protegerme del frío", explica.

Durante este tiempo, Ahmed ha tratado de conseguir todas las comodidades posibles, cuenta con electricidad, sin embargo, no cuenta con agua corriente.

Cerca del árbol consigue un poco de dinero vigilando un juego de futbolín que un vecino alquila a los niños del barrio. Pero los ingresos son mínimos: "sólo tengo para comer", afirma.